El ex ministro de los gobiernos de la Concertación, Jorge Arrate, ahondó en las razones que lo llevaron a asumir una postura crítica frente a la política de convergencia del PC con la Nueva Mayoría en las pasadas elecciones, partido en el que militó durante 6 meses para viabilizar su candidatura presidencial el 2009.

“Primero hay un tema cuantitativo, es una alianza desequilibrada. Entonces creo que el país tendría más posibilidades de avanzar en la dirección de los grandes cambios que están proponiendo con una izquierda que converge”, dijo en entrevista con La Tercera.

En la misma línea, el académico planteó que “las fuerzas que operan al interior de la Concertación van a tratar de limar las uñas y desgastar el programa que ha planteado la candidatura de Bachelet”.

Para ejemplificar su afirmación, Arrate señaló que “inmediatamente después de la segunda vuelta salieron algunos importantes representantes democratacristianos diciendo que no había ninguna posibilidad de asamblea constituyente, ¿por qué no lo dijeron antes de la votación?”

Para el ex histórico del socialismo, pese a que Bachelet “tiene condiciones muy favorables” para realizar un Gobierno transformador, su impresión es que “no las va a aprovechar”.

“Porque acarrea con el lastre del modo de hacer política de la Concertación, de las mentalidades de la elite concertacionista, de la burocracia concertacionista”, detalló.

Asimismo, el ex ministro aseguró que el PC hizo “una apuesta arriesgada” al expresar su voluntad de formar gobierno con el bloque, dadas las altas expectativas que se han generado.

“Es una coyuntura compleja, pero admito que aquí hay una oportunidad. Y el rol del PC en esa oportunidad es importante. Ahora, para serle sincero, considero que es una oportunidad mínima. Muy pequeña”, concluyó.