El Gobierno de Chile lamentó hoy “profundamente” las declaraciones del coagente peruano ante La Haya, José Antonio García Belaúnde, quién ironizó con la defensa que hizo el presidente Sebastián Piñera del triángulo terrestre de 3,7 hectáreas en la frontera, una situación que no ha sido zanjada.

“Naturalmente lamentamos profundamente los dichos del coagente peruano”, señaló esta tarde el ministro de Relaciones Exteriores Alfredo Moreno en una breve rueda de prensa que ofreció en el Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo chileno.

Según versiones de la prensa, García Belaúnde señaló que el presidente chileno “quiere despedirse -en alusión al término de su mandato- haciendo su pataleo, como gran defensor de la nacionalidad, si no se cae en el puntaje de despedida. Todos quieren salir con un buen puntaje”.

El jefe de la diplomacia chilena sostuvo que “los dichos del coagente peruano, naturalmente son expresiones que no corresponden al tono y manera en el cual las autoridades tanto chilenas como peruanas han llevado adelante este litigio y naturalmente las lamentamos profundamente”.

Moreno explicó que Chile ha llevado este litigio con Perú en una forma de completa unidad nacional “y el tono y manera en el cual nos hemos relacionado con las autoridades peruanas difiere en mucho a lo que ha señalado el coagente peruano”.

El excanciller peruano aseguró que la postura de Chile sobre el triángulo terrestre es “producto de una mala lectura” del fallo de La Haya, que no resiste análisis, ya que es una “falacia lógica”.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en un fallo difundido el pasado 27 de enero, decidió mantener la frontera actual, por la línea del paralelo, hasta las 80 millas, pero a partir de esa distancia y hasta las 200 trazó una línea equidistante millas y asignó la exclusividad económica del área, de unos 22.000 kilómetros cuadrados, a Perú.

La CIJ, sin embargo, no especificó las coordenadas exactas de la diagonal que unirá el punto de las 80 millas en el paralelo con otro punto a 200 millas de la costa chilena.

Tampoco ha quedado claro a quien corresponde una zona de 3,7 hectáreas de tierra que se encuentra entre el hito 1 y un punto conocido como Concordia, a la orilla del mar y ambos países discrepan ahora sobre la soberanía de ese pedazo de tierra.

Este martes, el presidente Piñera rebatió las palabras del mandatario de Perú, Ollanta Humala, quién aseguró que dicho triángulo es de soberanía peruana.

La divergencia surgió debido a que un mapa recientemente difundido por Perú a través de su embajada en Estados Unidos, inscribe dicho triángulo como territorio peruano.

García Belaúnde también dijo este miércoles que cuando asuma la presidenta electa, Michelle Bachelet, el próximo 11 de marzo, este problema no continuará.