Luego de que seis comuneros mapuches fuesen absueltos por el ataque al Fundo Tres Luces, comuna de Lautaro, las críticas no demoraron en llegar por parte de la defensa de los imputados hacia la Fiscalía, principalmente por las medidas cautelares sobre ellos en causas que no fueron acreditadas.

Eliseo Ñirripil Cayupán, uno de los involucrados, estuvo durante dos años con arresto domiciliario, pero hoy fue absuelto del caso, estando presente en la lectura de la sentencia, según indica Biobío.

Ñirripil aseguró que lo que motiva a la Fiscalía es solo criminalizar la causa mapuche en la reivindicación de sus tierras.

Jaime López, abogado defensor de los ahora absueltos, criticó el manejo de la Fiscalía de presentar testigos “sin rostro”, algo que no habría sido ocupado solo en el caso del Fundo Tres Luces.