Con alrededor de 25 personas entre socios y simpatizantes, comenzó este viernes santo la tercera versión del denominado “Asado Hereje” que la Sociedad Atea de Chile realiza en el Parque Alberto Hurtado, el cual este año se desarrolla con un un motivo solidario, que es solicitar colaboración con artículos de aseo, ropa y alimentos no perecibles, a fin de ir en ayuda de los damnificados por el incendio en Valparaíso.

En calma y con la llegada paulatina de participantes se dio inicio al asado que este año se replica además en el Jardín Botánico de Viña del Mar y en el Parque Comunal de Rancagua, que en dichos lugares comienzan a las 15:00 horas, y que producto del dantesco incendio acaecido en Valparaíso tiene una motivación solidaria, ya que los organizadores solicitaron que los asistentes cooperen con ayuda para quienes perdieron todo, denominando la actividad “Ateos por Valpo”.

En conversación con Agencia UPI Chile, el encargado de las comunicaciones de la organización, Ramón Badillo, explicó que hasta ahora los principales artículos donados son de aseo como confort, jabón líquido y pañales, y esperan que a eso de las 15:00 horas sea el peak de asistencia, esperando superar la convocatoria del 2013 que fue de 250 personas aproximadamente.

En tanto, el presidente y vocero de la Sociedad Atea de Chile, el arquitecto Anuar Rabi, manifestó sobre la convocatoria solidaria que “los artículos que recolectemos serán entregados en el centro de acopio de la Cruz Roja ubicada en el Parque Los Domínicos. Ahí llevaré lo que hoy llegue, más lo que ya tengo acumulado en mi departamento”.

“Además debo indicar que mañana junto con un grupo perteneciente al Colegio de Arquitectos, iremos hasta la zona afectada para ayudar con avances arquitectónicos y así posibilitar y cooperar con el diseño y planificación de un lugar más seguro”, agregó Rabi.

Los organizadores manifestaron que en Santiago contarán con música proporcionada por un Dj que en familia participará de la convocatoria, y que a eso de las 17:30 horas comenzarán a retirarse por motivos de falta de luminarias.