El Gobierno modificó cuatro querellas enmarcadas en el denominado conflicto mapuche, quitándoles, a través de una acción presentada el pasado 4 de abril por el abogado de la intendencia de la región de La Araucanía, el carácter de terroristas, y dejándolas sólo como delitos comunes.

Según consigna La Tercera, los casos en cuestión son el atentado explosivo contra la casa del agricultor Jorge Pooley en Temuco, la investigación por la muerte de siete brigadistas en Carahue, el ataque a un helicóptero en Forestal Mininco, y el descarrilamiento de un tren.

“Nos parece que es una exigencia de la coherencia con el compromiso presidencial de no invocar la Ley Antiterrorista, tampoco hacer uso de ella en aquellas causas en las cuales ya fue invocada por el ministerio”, dijo el encargado de la asesoría jurídica de la Intendencia de La Araucanía, Luis Rizzo.

“El total de las causas donde se invocó esta norma es del orden de siete y en aquellas se ha solicitado la recalificación”, detalló el abogado, agregando que en los casos en que por su estado de avance no es posible retirar la invocación de la ley, no se utilizarán las pruebas obtenidas bajo esa norma.

Vea también Francisco Huenchumilla: “La Ley Antiterrorista no pasa el test de la blancura”