El Movimiento de Integración y Liberación Homosexual denunció que la organización “ha padecido un atentado homofóbico que daña la dignidad y derechos humanos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, y de quienes desde el activismo luchamos contra la homofobia y la transfobia”.

“Con mucha tristeza hemos visto esta mañana (del lunes) que el frontis de nuestra sede ha aparecido completamente rayado con frases homofóbicas”, precisó el Movilh.

Agregó que “lamentamos profundamente este atentado de odio y de desprecio hacia la diversidad sexual, el primero en 23 años de historia que ocurre en la sede de nuestra organización”, precisando que “atentados previos tuvieron lugar en sitios ajenos a nuestra sede donde hemos realizados campañas, marchas o festivales de cine”.

En la misma línea, sostuvo que esta situación demuestra claramente que mientras más se avanza en derechos e igualdad para la diversidad sexual, “los sectores homofóbicos y transfóbicos actúan con mayor irracionalidad y violencia frente a quienes tenemos una orientación sexual o identidad de género distinta a la mayoritaria”.

“Llamamos desde ya al cese de la violencia y de odio a la diversidad sexual. Exigimos que se apruebe una Ley que sanciona la incitación al odio. Demandamos a las autoridades que implementen más y mejores medidas de seguridad para los defensores de los derechos humanos”, subrayó el organismo por medio de un comunicado.

“Desde ya estamos haciendo gestiones para dar con la identidades de los responsables de este abuso y determinar las sanciones correspondientes. En ese sentido, en estos momentos estamparemos denuncia formal ante Carabineros”, acotó.