El intendente de la Araucanía, Francisco Huenchumilla, visitó en la Cárcel de Temuco al machi Celestino Córdova tras encontrarse durante más de una semana en huelga de hambre.

La visita duró más de dos horas y tuvo como fin el conocer los motivos que llevaron a Celestino Córdova a realizar aquella medida de presión, la que inició el día que la Corte Suprema confirmó su condena, según informa Biobío.

Huenchumilla aseguró que “lo que ahora corresponde es que yo le reporte al señor ministro del Interior (Peñailillo) por los resultados de esta visita y el porqué de la huelga de hambre”.

“El propósito mío es anticiparme a que el conflicto escale. En otras oportunidades los conflictos duran 30, 50 o 60 días con todas las consecuencias que ya conocemos”, agregó el intendente.

El machi cumple una condena de 18 años por la muerte del matrimonio Luchsinger-MacKay tras la quema del fundo donde habitaban.