Pablo Undurraga, el principal discípulo de Antares de la Luz, quedó con arresto domiciliario, luego de pasar un año en prisión preventiva por su participación en el sacrificio de una lactante de tres días, en la secta de Colliguay.

Luego de que el Juzgado de Garantía de Quilpué, aceptara cambiar la medida cautelar en su contra, por el estado del proceso de la causa, Pablo Undurraga, quien estuvo recluido en la Cárcel de Alta Seguridad durante 12 meses, regresará a su casa, según consignó Emol.

Por su parte La Fiscalía, estuvo de acuerdo con el requerimiento, mientras se extienda la investigación del caso a cargo del fiscal Juan Emilio Gatica.

Undurraga era el único de los 8 imputados, que permanecía en prisión y fue calificado por el ministerio Público, como principal autor del homicidio calificado de la guagua sacrificada en la secta.

Vea También:
El crudo relato de la madre del bebé asesinado en la secta de Colliguay