Rodrigo González y Julio Jung (Imagen proporcionada por productora Clavija).

A Rodrigo González, director de “Mejor estar solo”, lo plantaron en el altar hace unos años y aunque para cualquiera podría convertirse en una pesadilla, él prefirió hacer una película para recrear ese momento de su vida. Así, mientras pensaba el guión y los cuadros que iban a componer su primera cinta, decidió incluirse dentro del relato como “Hugo”, el protagonista del largometraje que muestra el momento más confuso en la vida de este tipo que espera en el altar a una novia que nunca llega.

El director y actor cuenta que “Mejor estar solo” partió como un corto, “casi como un juego basado en mi vida”, explica Rodrigo. “Hay elementos un poco exacerbados, pero básicamente, soy yo. Es mi historia, soy bien parecido al personaje pero la idea es que no se sepa mucho”, comenta riéndose mientras a su lado está Claudia Pérez, la productora general de la cinta quien confiesa que esos “elementos exacerbados” son los menos.

Respecto a su propia mala experiencia con el matrimonio, Rodrigo cuenta que su ex se fue de Chile y que “es una persona que no quiero ni nombrar. Me ha tratado de contactar pero yo me he hecho un poco el hueón, porque no le conviene saber que es ella, parece que no sabe, y ojalá que no sepa”.

“Mejor estar solo” es la película debutante de Rodrigo González como director y actor, pero él afirma que jamás pensó que iba a ocupar estos dos papeles en su primera producción. “En el sentido de director es súper lindo todo esto, es bien especial ver que las cosas empiezan a funcionar, que la gente te acompaña. Pero lo más especial para mí fue actuar frente a dinosaurios como Julio Jung. Ahí yo dije, chuta, qué locura me sucedió en ese momento que estaba de igual a igual con estos grandes de la actuación chilena”.

La película, que se estrena el 19 de junio, muestra la fiesta de tres días de un matrimonio en el litoral central a cargo de la maquiavélica suegra de Hugo, interpretada por Claudia Celedón. A pesar de que su novia, Josefina (Carmen Zabala), no llegó, la fiesta debe continuar porque, según la suegra, la novia llegará en cualquier momento.

Aquí aparecen su padre (Alejandro Trejo) y abuelo (Julio Jung) para darle lecciones de vida, ya que ambos son solteros. Y también aquí se reencuentra Leonor (Nathalia Galgani), una amiga de la infancia con quien Rodrigo reflexionará que quizás el problema no es la novia fugitiva, sino que él mismo.

Rodrigo dice que con la película quiso hacer la analogía con la historia de muchas personas que las dejan plantadas cuando piensan que están en el mejor momento de una relación. “La gente se siente identificada con la historia. Obviamente no a todos los han dejado plantados en el altar, espero, pero he sabido de historia que sí”, dice el director y protagonista.

Claudia agrega que “la idea de hacer una historia en torno a lo que le pasó a Rodrigo ha sido un acierto. Llegas a la gente que se va a sentar en el cine a decir, ‘wow, a mí me pasó esto’”.

Finalmente Rodrigo cuenta que “después de todas estas malas experiencias amorosas, la película también me sirvió como un poco de catarsis, un autoanálisis. Llegó un momento en que necesitaba hacer algo y dije ‘ya, me voy a tener que empelotar en público’”.

Claudia Pérez es una de las pocas productoras mujeres en Chile, y respecto a esto ella cuenta que “es difícil porque hay un machismo oculto en todo esto, algo de lo que no se habla pero que uno lo siente. Sin embargo creo que las mujeres somos bien capaces de muchas cosas”.

La productora relata cómo es trabajar en un medio que, según dice, está lleno de hombres: directores, productores, etc. “Es un medio inminentemente masculino, entonces uno logra romper esos paradigmas y encausar esta película”, agrega Claudia.

Director y productora admiten estar nerviosos con el estreno. “Siempre dicen que esto es como parir, pero yo quiero hacer la diferencia entre parir un ser humano y parir un elefante, los elefantes se demoran 22 meses en nacer, y te encargo lo que es el nacimiento. Esto no es el parto de un ser humano, es el parto de un elefante. Y nosotros estamos en medio de la selva felices de que vaya a nacer nuestra guagua”, afirma Claudia Pérez.

Rodrigo agrega que “cuesta, pero al final termina dando mucho orgullo y lo más probable es que cuando se estrene vamos a estar saltando en una pata y por fin curándonos como debemos. Ya estamos chatos de estar sobrios”.

Después de ver “Mejor estar solo”, el director y protagonista dice que “la idea es que se reflexione sobre el hecho de poder estar soltero, tranquilo, no tener esa actitud atolondrada de buscar pareja, de poder sentirse bien uno soltero y tratar de resolverse sin estar enganchado de cualquier mina o de cualquier hueón que se te venga encima”.

Trailer de la película “Mejor estar solo”: