Boston College YT
Foto: YouTube

El sostenedor de los Colegios Boston College, uno de los planteles particulares subvencionados, que recibe más dinero del Estado, se refirió a la reforma educacional impulsada por el gobierno y aseguró que los recursos que ahí se juegan deberían ser usados para fortalecer la educación pública. Asimismo cuestionó que sea problemática la existencia de colegios “para pobres, de clase media y ricos”.

En entrevista con La Tercera, Francisco Martínez, uno de los sostenedores de la red de 9 colegios, criticó la reforma educacional del Ejecutivo ya que, según él, el fin del copago no ataca el problema principal del sistema. “¿cuál es el problema de que existan colegios para pobres, clase media y ricos? No es problema cuando ese niño pobre tuvo tan buena educación que logró ser puntaje nacional. Para mí la segregación no pasa por ahí, pasa cuando tres niños no manejan el mismo nivel de conocimientos, porque la calidad de la educación que recibieron fue diferenciada”, sostuvo.

Además aseguró que “si no se nos reconoce la infraestructura y tradición, tendremos que pasar a particular pagado. Hemos invertido más de $ 60 mil millones en infraestructura, por lo que no nos quedan muchas opciones. Y no voy a tomar la propuesta del gobierno”.

“Me han llamado, pero no me interesa vender, ni al Estado ni a privados. Acá uno está por convicción, que es mucho más rentable que comprar y vender”, aseguró Martínez sobre la propuesta del Mineduc.

Sobre la opinión de los apoderados aseguró que tiene el apoyo de 22 mil apoderados ya que para ellos “el copago no es un problema”

El sostenedor, además sostuvo que el gobierno lo está obligando a abortar su proyecto educativo al imponer nuevas condiciones y que los bancos que han sido incondicionales podrá “aguantar y esperar que pase la tormenta”.

“Yo creo que habrá papás que no tendrán los recursos para duplicar su matrícula, y creo que voy a tener mucha fuga. Pero no es porque yo quiera, es porque me están obligando a abortar mi proyecto educativo tal cual está concebido ahora. Me están cambiando las reglas del juego y me tengo que adecuar a las nuevas contingencias para no perder lo que hemos construido hasta ahora”, dijo.

Por otra parte, Martínez aseguró que no va a vender sus colegios y tampoco abandonará la actividad educativa “los colegios particulares subvencionados hemos soportado 30 años de cambios de gobierno, de reformas y de crisis económicas, y lo seguiremos haciendo. Los sostenedores no vamos a vender los colegios, no vamos a abandonar la actividad educativa y vamos a aguantar, porque como siempre, nos van a llamar de nuevo”.