pilar matte fb
En 2012, y con sólo 27 años de edad, la periodista Pilar Matte Capdevilla, -hija del ex mandamás de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, Eliodoro Matte Larraín– fue protagonista de uno de los negocios inmobiliarios más rentables de ese año.

Junto a sus hermanos Eliodoro y Jorge vendió a Enaco y la constructora Moller y Pérez-Cotapos 42 hectáreas planas en La Dehesa en US$96,8 millones (más de 50 mil millones de pesos). Lo hizo, además, sin pagar impuestos porque un año antes el terreno, parte del ex fundo Los Quillayes, que estaba en manos de su padre, les fue vendido a los herederos en calidad de persona natural y así también fue traspasado a las inmobiliarias. Más aún, según consignó Ciper en la época, Matte Larraín había frenado en 2002 el cambio de uso de suelo agrícola a urbano en ese paño, poniendo un par de vacas en el predio, y había logrado ahorrarse más de $7.080 millones en impuestos, así es que les entregó el terreno a sus pupilos tras “engordarlo” por una década.

La maniobra de Pilarcita (29), como le dicen en su familia, fue casi calcada en su sigilo y éxito a la que permitió hace unos meses al sacerdote Sebastián Navarrete Herrera vender al Mayflower el Colegio Apoquindo, lugar donde la menor del clan Matte-Capdevila, calificada por la alta sociedad nacional como la Charlotte Casiraghi chilena, estudió antes de ingresar Universidad de Los Andes.

Que la educación de Pilar haya estado marcada por la religión es un sello de los Matte, clan íntimamente ligado a los Legionarios de Cristo, grupo católico fundado por el pederasta Marcial Maciel, que en Chile maneja varios colegios y tiene redes privilegiadas con la élite empresarial y política. En el mundo son conocidos como los “Millonarios de Cristo” precisamente por esta impronta.

“El Apo” femenino, donde estudió Pilar, pertenece a este movimiento y tiene una mensualidad de 7 a 13,6 UF (168 mil a $326.400). El promedio de alumnas por curso es de 22.

En la Escuela Claudio Arrau de El Bosque, compuesta casi exclusivamente por alumnos en condición de vulnerabilidad social, en cada curso hay cerca de 40 estudiantes.

LA FORTUNA
Inauguración de Central Hidroeléctrica Angostura

En el número 687 del ránking Forbes 2014 se ubican los Matte, con un patrimonio estimado de 2.500 millones de dólares. El análisis considera a los tres hijos del fallecido patriarca Eliodoro Matte Ossa y María Larraín Vial, ambos provenientes de familias acaudaladas.

Matte Ossa se formó en el Instituto Nacional y no tuvo estudios universitarios porque a los 17 años se dedicó a trabajar y a ganar campeonatos de bridge, cuyas ganancias invirtió en la Bolsa. En 1970, con 65 años, controlaba ya el 25% de la Papelera, era millonario y opositor a Allende. Sus hijos siguieron el mismo camino.

Hoy tienen intereses en distintos sector: La CMPC Celulosa es la cuarta mayor productora de pulpa del mundo; Colbún que es la segunda mayor eléctrica que opera en el Sistema Interconectado Central chileno; Entel, donde el grupo Matte participa a través de Almendral S.A; y el Banco Bice entre otros negocios menores.

eliodoro-matte

El hijo mayor, Eliodoro Matte Larraín (68) es reconocido como un histórico financista de la UDI y fue el creador en 1984 del principal referente del pensamiento neoliberal de derecha, el Centro de Estudios Públicos, CEP. También participó en la creación del Instituto Libertad y Desarrollo. Es ingeniero industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Master of Business Administration de la Universidad de Chicago. Sus estudios escolares fueron en el Saint George de Vitacura, mixto y católico, que en el ránking de la Revista Qué Pasa sobre los 100 mejores colegios de la última década ostenta el lugar 35.

Estudiar hoy en el Saint George implica desembolsar 80 UF en la cuota de incorporación ($1.920.000), 11, 2 UF ($268.800) en la matrícula y 14, 47 UF ($347.280) mensualmente. El sueldo mínimo en Chile es de $225 mil, es decir, una colegiatura en este establecimiento cuesta $122 mil más que el pagó básico a un trabajador.

bernardo matte y mb

También en el Saint George se educó Bernardo Matte Larraín (58), el más liberal del clan, ingeniero comercial de la Universidad de Chile, íntimo amigo de Andrés Allamand, miembro de Fundación Paz Ciudadana y muy cercano al dueño de El Mercurio Agustín Edwards Eastman.

Patricia Matte

La única mujer, Patricia (70), sicóloga de la Universidad Católica, estuvo en dos colegios femeninos. El Villa María Academy, que tiene una mensualidad hoy de entre 16 y 18,2 UF ($384 mil a $436 mil) y luego en el Colegio del Sagrado Corazón de las Monjas Inglesas, cuyo costo es de $306 mil al mes.

En el nivel de los octavos básicos en 2013 en el Simce, el Sagrado Corazón obtuvo 298 puntos en Lenguaje, 342 en matemáticas y 333 en Ciencias Naturales. La Escuela Claudio Arrau marcó casi 100 puntos menos en todas las materias.

Patricia además es la cabeza de la Sociedad de Instrucción Primaria (SIP), que tiene 17 colegios subvencionados de excelencia en el sector sur y norponiente de la capital. Es también una férrea detractora de la Reforma Educacional. Hace unos meses, en una crítica a los cambios en el modelo, dijo que al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre “le falta mucha calle”.

LOS MATTE CAPDEVILA: DE KARADIMA AL PADRE JOHN
John-OReilly1
En abril del año 2010, Pilar Capdevila Honorato, la esposa de Eliodoro Matte Larraín (con quien se casó en segundas nupcias tras una nulidad eclesiástica exprés), rompió su habitual bajo perfil y dio una declaración incendiaria a Canal 13.

Ataviada con su tradicional traje azul oscuro y blusa blanca, sin joyas ni adornos, debido a sus votos de pobreza, una de las mujeres más ricas de Chile se cuadró con la defensa del sacerdote Fernando Karadima, condenado por el Vaticano por abusos sexuales. Según consigna María Olivia Monckeberg en “Karadima, el señor de los infiernos”, Capdevila aseveró que uno de los denunciantes, Jimmy Hamiltón “es un gran actor, debería irse a Hollywood”.

Que Capdevila Honorato desestimara la credibilidad de las víctimas fue sólo una de las acciones que emprendió para salvar a quien escuchó en misa diaria por años en la parroquia de El Bosque. Su esposo pagó parte de la defensa del sacerdote e incluso se reunió con el fiscal Sabas Chahuán para pedirle que acelerara la investigación.

Con Karadima existía, hasta que se corroboró su culpabilidad, cariño, pero el vínculo oficial de los Matte con la Iglesia no era este sacerdote sino el padre John O’Reilly de los Legionarios de Cristo, quien enfrentó hace unos días el inicio del juicio oral en su contra por presuntos abusos sexuales en contra de dos menores.

Según consigna el libro “Legionarios de Cristo en Chile. Dios, dinero y poder” de los periodistas Javier Ortega y Andrea Insunza, como asesor espiritual del Apoquindo, el sacerdote conoció a los hijos de los Matte Capdevila (Eliodoro, Jorge y Pilar) y se hizo amigo íntimo del matrimonio, tanto que la orden Regnum Christi tomó la administración en 2004 del colegio Teresa de Los Andes en La Pincoya, establecimiento fundado por Capdevila.

Más aún, Eliodoro, conocido como “el Rucio”, y su esposa incluso estuvieron con Maciel -cuando todavía eso era considerado un honor- en dos ocasiones en 2000 y 2004.

Matte, informa la investigación, “sintonizó con el ameno padre John y, por añadidura, con la Legión de Cristo, tanto por el discurso pro empresarial de la orden como por su trabajo en el campo educacional”. Tan fina es esta sintonía que entre el 31 de enero y el 3 de febrero, cuando el Ministerio Público le levantó el arresto domiciliario total a O’Reilly, el sacerdote, aseveró El Mostrador, veraneó en el fundo Aguas Blancas, una casona de Matte en Santa Bárbara donde, además de ganado bovino, el empresario cuenta con un criadero de “ciervos Dama”.

La cercanía de O’Reilly con los Matte Capdevila es tal que, tras la fundación del Cumbres en 1986 y su traslado a San Carlos de Apoquindo en 1991, Eliodoro y Jorge Matte Capdevila fueron inscritos en este colegio.

EL CUMBRES
Colegio Cumbres
El Cumbres tiene una cuota de incorporación de 80 UF ($1.920.000) y aunque ni la matrícula ni la mensualidad aparecen consignadas en la web del establecimiento, los datos recopilados por The Clinic Online indican que la mensualidad oscila entre los $420 mil y $320 mil, ya que existen tramos de pago de acuerdo a la cantidad de hijos en el colegio. La matrícula, en tanto, sería de aproximadamente $300 mil.

“Es, entre los top, uno de los más baratos, aunque entenderás que el término barato en ese rango quiere decir que es carísimo y el descuento por hijo es muy poco”, asegura una apoderada consultada por este medio.

Entre quienes han tenido a sus hijos en el Cumbres figuran rostros de la UDI como Andrés Chadwick, Pablo Longueira, Juan Antonio Coloma, Pepa Hoffman, y los ex diputados Marcela Cubillos, Darío Paya y Rodrigo Álvarez; empresarios como Federico Valdés y Jorge Andrés Saieh, presidente de Copesa; y ex colaboradores de Piñera como Rodrigo Pérez Mackenna y Gabriel Ruiz-Tagle. Y los Matte, por cierto.

Para postular, hay que cumplir una serie de requisitos que incluyen: certificados de nacimiento, bautismo, matrimonio religioso y civil; una carta de presentación de la familia postulante; dos cartas de recomendación de personas que tengan niños en algún colegio del movimiento; una fotografía del grupo familiar con el nombre de los integrantes atrás; e informar qué parroquia frecuenta el grupo familar y en qué organización religiosa participan.

En el ránking de Qué Pasa, el Cumbres ocupó el número 16 con 2256 alumnos y 246 profesores, 123 de ellos con pos grados. El establecimiento tiene además 11 canchas de fútbol, canchas de atletismo, 13 multicanchas y 10 laboratorios, entre otras instalaciones. Además tiene de 7 a 10 horas semanales de inglés y 90 talleres extraprogramáticos. El promedio de alumnos por curso es de 28.

El Instituto Nacional, el mejor de los públicos con el puesto 10 del escalafón Qué Pasa, tiene 4455 alumnos -45 por curso-, 2 multicanchas, 1 campo deportivo con cancha de fútbol, 3 canchas de tenis, pista de atletismo y 3 gimnasios. La matrícula anual es de $3500 y no tiene cuota de incorporación ni mensualidad.

Si la elección típica de un institutano es continuar su educación en alguna universidad tradicional, para los Matte Capdevilla lo lógico es elegir alguna institución católica.

Eliodoro Matte Capdevila (33), por ejemplo, estudió arquitectura en la Universidad Finis Terrae, entidad controlada por los Legionarios. A esta casa de estudios su padre le regaló un terreno de 70 hectáreas en La Dehesa y el fallecido Guillermo Luksic le donó un millón de dólares, todo gracias a la eficiente gestión del padre John.

Tras egresar, realizó un diplomado en Finanzas de la Universidad Católica de Chile. El mayor de los Matte Capdevila es fanático de la bicicleta de montaña y fundó, junto a otros socios, MTBLab, una empresa que se emplaza en plena avenida El Rodeo en Lo Barnechea y comercializa productos, accesorios profesionales y presta servicio técnico y de taller a quienes practican este deporte. Junto a eso tiene el “Bike Park El Durazno”, que corresponde a la parte del ex fundo Los Quillayes que, por estar sobre la cota mil, no pudo ser vendido con fines inmobiliarios.

JORGE MATTE C2 FB

Jorge Matte Capdevila (32), en tanto, es ingeniero comercial de la Universidad de los Andes -institución del Opus Dei- y, como su padre, es fanático por los caballos. Aprendió equitación en el criadero Aguas Claras y actualmente practica en el Club de Polo San Cristóbal y participa en competencias internacionales. Su pasión la mezcla con la administración de negocios del clan y con la filantropía a través de la fundación Amulén que desarrolla proyectos de infraestructura en comunas de escasos recursos.

La hija menor es Pilar Matte Capdevila (29), egresada del Apoquindo y periodista de la Universidad de Los Andes. También tiene sus propios emprendimientos. Junto a otras socias fundó “Cranberry Chic”, una red social exclusiva -se accede por invitación- para mujeres ABC1 donde se dan consejos de moda.

De esta materia, Pilar sabe. Hace unos años la revista ED le hizo un mini perfil sobre sus gustos. Comentó, entre otras cosas, sobre su amor por las perlas. “Son algo que me distinguen a mí y a todo mi grupo de amigas, hay gente que nos dice ‘las perlitas’. Si no me las pongo siento que me falta algo, me iluminan la cara”, dijo.

Los Matte Capdevila tienen su family office: Rentas Bío Bío y la empresa relacionada Inversiones Porto Seguro. A través de ellas gestionan el patrimonio personal y las rentas que generan las participaciones familiares en los sectores industrial, forestal, inmobiliario y financiero, principalmente a través de Empresas CMPC y Banco Bice.

LOS HEREDEROS DE PATRICIA
BERNARDO LARRAÍN MATTE
En el directorio de la CMPC poco a poco han ido tomando las riendas las nuevas generaciones. El requisito es ser parte de la familia y hombre. Patricia Matte, casada con Jorge Larraín Bunster tuvo cuatro hijos: Jorge Gabriel, Bernardo, María Magdalena y María Patricia.

Los dos primeros están en las empresas; y en representación de las hijas están los yernos: Juan Carlos Eyzaguirre (directorio de CMPC Productos de Papel) y Andrés Echeverría (miembro de los directorios de la rama celulosa y papeles).

Bernardo (47) estudió en el Tabancura, del que dijo, en una entrevista con Gestión, que le entregó “valores que han sido muy importantes en mi vida, como la rigurosidad, la disciplina y la autoexigencia. El Tabancura inculca la austeridad, la sencillez, a pesar de que éramos alumnos privilegiados, por tener los recursos para estudiar ahí”.

En la actualidad este colegio tiene una cuota de incorporación de 146 UF ($3.504.000); una matrícula de 13,32 UF ($320 mil); y una mensualidad de 16,23 ($390 mil). Tiene 1.458 alumnos, 35 promedio en cada curso.

Suponiendo que un niño ingresa a kinder al Tabancura y egresa en cuarto medio, y considerando los valores actuales, en 13 años la inversión en un niño del Tabancura es en matrícula 173,16 UF ($4.166.400) y en mensualidad 2109 UF ($50.637.600). Eso, más la cuota inicial de incorporación, que se paga una sola vez, hacen un total de más de $58 millones.

En un niño de colegio público con jornada escolar completa, el Estado invertirá en ese periodo $57.833 mensual en Educación Básica y $69.035 mensual en Educación Media, es decir, al cabo de 13 años el gasto será de aproximadamente $8 millones.

Con estas cifras se deduce que un Matte desembolsa en la Educación de uno de sus hijos 725% más que el Estado. Y eso se traspasa también a la cuarta generación. Los tres hijos de Bernardo Larraín Matte están siendo educados en colegios de élite. La mayor, María Bernardita, nació en 2005 en Estados Unidos y junto a Clara está en el Villa María. Y Bernardo Larraín Cosmelli ya tiene acciones a su nombre en una minera.

Tras egresar del Tabancura, Bernardo estudió ingeniería comercial en la UC y posteriormente viajó a Inglaterra a realizar un master en Finanzas en el London School of Economics, posgrado que tiene un costo de más de $27 millones. Luego de eso, estudió un master en administración en Stanford que tiene un costo de $24 millones. Actualmente es presidente de Colbún, la empresa que intentó, junto a Endesa, construir Hidroaysén. Pese al traspié, Colbún registró una utilidad de US$123,1 millones en el primer semestre de este año, 86,2% más que en igual período del año pasado.

jorge larraín matte

Jorge Larraín Matte tuvo el mismo tránsito estudiantil que Bernardo. Es ingeniero comercial de la Universidad Católica y máster en Sociología y Estudios Culturales de la London School of Economics. Tras un paso por los negocios familiares, estuvo en la administración de Piñera como jefe de la Unidad de Convenios del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

María Magdalena, casada con Andrés Echeverría, y María Patricia, casada con Juan Carlos Eyzaguirre, estuvieron en el Apoquindo y fueron claves en la cercanía que logró Patricia Matte con el padre John O’Reilly. De hecho, los nietos de Patricia se educan en el Cumbres. Una de ellas, Magdalena Echeverría Larraín, fue una de las nueve niñas que falleció en el accidente del viernes 29 de agosto de 2008 en Putre.

LOS HIJOS DEL DÍSCOLO

BERNARDO MATTE LARRAÍN
Bernardo Matte Larraín es asiduo a la regata de Chiloé. Este año su yate Pisco Sour sacó el segundo lugar en la competencia que reúne a las más grandes fortunas criollas. Guillermo Luksic, por ejemplo, era un rostro habitual en este deporte de elite y varias veces disputó el primer lugar con Bernardo, quien está casado con María Isabel Izquierdo Wacholtz y es padre de tres hijos, Bernardo, Sofía y Francisco.

Sofía trabaja con su tía Patricia, y sus primas María Patricia y María Magdalena en el programa de talentos de la Red de Colegios SIP. Estudió Psicología educacional en Universidad Católica y previamente estuvo en Colegio Francisco de Asis de Las Condes que tiene un promedio de 22 a 24 alumnos por curso y cuyos costos no figuran en la web oficial.

Bernardo Jr (30) es aficionado al surf. El abogado de la Universidad Adolfo Ibáñez es parte del prestigioso estudio Barros Letelier y Cía y director en empresas de la familia como Minera Valparaíso director y filiales CMPC Tissue y CMPC Productos de Papel

El menor, Francisco, ingresó al Bachillerato en Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Católica y derivó posteriormente en derecho. Desde hace años, por cierto, los herederos tienen acciones a su nombres en las empresas de la familia.

LEA TAMBIÉN: LOS LUKSIC Y SU DEVOCIÓN POR THE GRANGE SCHOOL