Santiago Pavlovic 01

El periodista de TVN, Santiago Pavlovic, rechazó las declaraciones del ministro de Defensa, Jorge Burgos, en torno al rol que jugó el país en apoyo a Gran Bretaña durante de la Guerra de la Malvinas, quien aseguró que “los chilenos no estamos orgullosos de la actitud de la dictadura” durante el conflicto bélico. Sus palabras luego fueron apoyadas por el ex senador Carlos Ominami

“La verdad es que ambos parecen olvidar que Chile estuvo a punto de ser atacado por Argentina en 1978 y 1979 luego que este último repudiara -faltando al honor comprometido- el laudo arbitral que definía a favor de Chile la posesión de las islas Picton, Lennox y Nueva. Recuerdo haber hecho varios reportajes sobre el tema. Estuve en Buenos Aires y conversé con soldados argentinos que lucharon en esa guerra y ellos señalaron cómo, poco antes del asalto a las Malvinas, se les preparaba para el combate con frases como ‘¡Haga patria, mate un chileno!'”, señaló Pavlovic en una carta al director de El Mercurio.

“Los preparativos militares y la enorme superioridad militar apuntaban contra Chile. Altos oficiales, como el tristemente célebre general Guillermo Suárez Mason, decían que Argentina debía ganar “una guerra limpia” luego de haber ganado la ‘guerra sucia’ contra la izquierda que provocó decenas de miles de muertos argentinos”, agregó.

En esa linea, el hombre ancla de Informe Especial aseguró que “se nos dice que Chile debía haber ‘abucheado a Gran Bretaña’ y ‘solidarizado con Argentina’.

“¿Solidarizar con un país que fue desleal con Chile y que estuvo a punto de invadirnos, y que en medio de la borrachera futbolera luego de ganar un campeonato mundial se solazaba en la idea de ganar el Beagle, las islas y matar chilenos? Creo que las acciones chilenas en ese trance histórico contribuyeron a quitar los colmillos a un gobierno que contaba con bastante apoyo popular y que en ese momento vivía en la agresiva cresta de una soberbia militar expansionista”, cuestionó.

Los últimos antecedentes publicados en Gran Bretaña muestran que la ayuda chilena a los británicos no contaba con el apoyo de Pinochet y que básicamente fue una gestión impulsada secretamente por el general Fernando Matthei y la Fuerza Aérea. En Chile y Argentina, las dictaduras militares cometieron muchos errores y horrores, pero el apoyo a Gran Bretaña no parece haber sido un error de la Fuerza Aérea, sino más bien un audaz movimiento en defensa de los intereses nacionales. Probablemente nos evitó miles de muertos y eventuales pérdidas territoriales a manos de un país que en ese momento no era precisamente ‘amigo'”, concluye el periodista del canal estatal.