Cones A1

Ricardo Paredes, vocero de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), se refirió al recurso que este martes presentó el diputado de Evópoli, Felipe Kast, junto a otros concejales de la UDI, ante la Contraloria, por la charla que la semana pasada organizaron los estudiantes del emblemático junto a ex frentistas.

“La política de la rebelión popular de masas”, despertó incomodidad entre los apoderados del liceo y actores políticos, e incluso este martes la alcaldesa de Santiago, Carolina Tohá, informó que iniciará una investigación para aclarar lo ocurrido.

Ante esto los secundarios señalaron, según consignó BíoBío, que “los liceos públicos en democracia tienen el deber de formar ciudadanos, cuestión que a la derecha le molesta bastante porque les gustaría que los jóvenes no nos involucráramos en política”.

“La derecha durante la dictadura militar impidió a los jóvenes formarse como ciudadanos, en 2011 votó contra restituir la educación cívica y ahora intenta prohibir que podamos aprender de la historia política de nuestro país”, enfatizó Paredes, agregando que “no venga Felipe Kast, quien estudió en el Colegio Verbo Divino de Las Condes, a decirnos cómo debe ser la educación pública. A diferencia de él, los que estudiamos en liceos municipales sí sabemos valorar el pluralismo y la libertad de expresión”.

El dirigente estudiantil alegó que “mucho se habla de que los jóvenes no queremos nada con la política pero nadie hace algo al respecto. Al contrario, cuando nos interesamos en ella se genera un tremendo revuelo y se termina por prohibir que organizaciones políticas tengan el espacio de presentarnos su historia”.

“Si estudiantes del Instituto Nacional desean realizar un conversatorio sobre la historia política de algún partido, no me parece correcto que el liceo prohíba o restrinja dicha inquietud. Deberíamos ir más allá y legislar para integrar nuevamente la educación cívica a nuestros liceos”, sostuvo.