ernesto-silva-a1

El presidente de la UDI, Ernesto Silva, sostendrá hoy en la tarde a una audiencia con el fiscal Nacional Sabas Chahuán para tratar el tema del caso Penta y para plantearle una queja formal por las filtraciones que ha tenido la investigación en las últimas semanas, según confirmaron fuentes de ese partido a The Clinic Online.

La reunión de Silva, según comentaron a este medio, se preparó durante toda la tarde y se decidió luego de llegar a la certeza de que se está ad portas de una denuncia formal del Servicio de Impuestos Internos, liderado por Michael Jorratt, institución que depende directamente del ministro Alberto Arenas.

En la UDI admiten que no sirve decir “se cerró” el caso como lo dio a entender su presidente el lunes pasado cuando trató por primera vez el tema con los medios de comunicación. En el partido afirman que se debe asumir la crisis y enfrentar la posible denuncia.

La arista que se persigue clarificar, sobre todo si ese servicio presenta denuncias, es si las boletas que fueron emitidas a empresas Penta por personas ligadas laboralmente a algunos candidatos de las elecciones pasadas corresponden efectivamente a trabajos realizados y no a una fórmula para desviar fondos para proselitismo.

La reunión se da luego de que Ciper publicara un nuevo nombre en la arista política del caso Pentagate, adjudicándole responsabilidad al coronel de ese partido Jovino Novoa como encargado de asignar las platas del grupo liderado por Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín a los candidatos del gremialismo.

Por su parte, el el ex senador de la UDI desmintió de manera tajante estar vinculado con los desvíos de platas de manera ilegal hacia campañas de la UDI, como distribuidor de éstas, tal como publicó un artículo de Ciper este miércoles.

“La publicación de Ciper que se refiere a mi persona es absolutamente falsa. No existe ni ha existido un sistema de financiamiento ilegal para la UDI. Yo jamás he participado de ningún financiamiento que no esté de acuerdo a la ley y jamás he actuado en forma ilegal en mi vida”, dijo Novoa, presidente de la Fundación Jaime Guzmán, en una declaración a la prensa que hizo afuera de la sede de la UDI.

El ex senador, que en el pasado fue sindicado sin fundamentos en el caso Spiniak, aseveró además que “de la publicación hecha por Ciper sí se pueden desprender conductas ilegales”.

“La primera es la supuesta acusación calumniosa hecha por el señor Hugo Bravo. La segunda es la reproducción maliciosa que un medio de comunicación hace de esa acusación. Y la tercera es la filtración de datos que supuestamente existen en un expediente secreto. La filtración de datos en procesos que lleva la fiscalía se ha transformado en algo habitual”, dijo.

Tras la advertencia agregó que se reserva “el derecho a actuar legalmente y ejercer las acciones que corresponden respecto de cualquiera de las tres conductas, a mi modo de ver reñidas con la ley, que acabo de mencionar”.