tagleA1

“Así como están las cosas, es difícil que un privado vuelve a darle $1 a un político, eso no volverá a ocurrir”, dice el presidente de Icare, Guillermo Tagle, al conversar con La Segunda sobre la arista política del caso penta, que -a su juicio- armó un enredo de magnitud que todavía queda por ver cómo termina.

El empresario señala que existe la tendencia a pensar mal, y a creer que cuando alguien da es porque quiere recibir algo a cambio, cuando en realidad -asegura- hay mucha gente que da porque quiere “un buen desarrollo para el país”.

Dentro de ese grupo ubica a los controladores de Penta</a>, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín, quienes, según sostiene Tagle, “han sido empresarios muy destacados que han hecho un tremendo aporte a la comunidad, y que lo han hecho tan abiertamente, que no ha sorprendido a nadie en el mundo empresarial cuando se dice que hacían aportes al mundo político, porque ha sido público su compromiso”.

En ese contexto es que Tagle dice que de ahora en adelante será más difícil que alguien quiera aportar y que la próximas elecciones serán con lo que permita la ley y nada más.

Manifiesta que será difícil inventar una solución, y que el problema será para el mundo político, porque el financiamiento de ese sector no es un problema del mundo empresarial.