Mariano-Puga1

Luego de que se revelara que la Nunciatura pidió al Arzobispado de Santiago mandar al Vaticano las declaraciones donde los sacerdotes Felipe Berríos, José Aldunate y Mariano Puga, criticaban el actuar de la iglesia en temas como el aborto, la educación y el matrimonio igualitario. Y que la prensa atribuyera la responsabilidad al Cardenal Ricardo Ezzati, Mariano Puga aseguró que es mentira la supuesta acusación y que le da pena “la línea de confrontación” contra el Arzobispo y su imagen.

A través de un comunicado Puga sostuvo que “es una mentira la supuesta acusación de nuestro arzobispo Ricardo a Roma contra Felipe, Pepe y yo, como dijo cierta prensa”.

“Cuando he tenido expresiones que no le parecen a don Ricardo, siempre me ha llamado, hemos dialogado. ¡Es la legítima y difícil libertad de opinión en la Iglesia!”, agregó.

En esa línea, el Padre dijo sentir pena con “la línea de confrontación contra su persona y su imagen”, agregando que “me siento en profunda comunión con él”.