hugo-bravo-penta

En una audiencia secreta, el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago rechazó esta mañana otorgar acceso al ex director de Penta, Hugo Bravo, a la carpeta de investigación que lleva por lavado de dinero, el fiscal a cargo de la indagatoria, Carlos Gajardo.

Desde que se inició la arista “Pentagate”, esta era la primera vez que Bravo solicitaba la llamada “cautela de garantía”. Se trata de la misma figura que invocó el abogado Julián López, quien patrocina a los dueños del holding, Carlos Alberto “choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín y que analizó el tribunal el martes pasado.

La decisión del magistrado Daniel Aravena se basó en que existe una normativa que apoya el trabajo de la fiscalía en materia de investigación para el blanqueo de capitales y otro delitos afines.

En la audiencia, los abogados de Hugo Bravo, Catherine Lathrop y José Pablo Forteza, argumentaron la necesidad de acceder a las partes de la tercera denuncia presentada por el Servicio de Impuestos Internos (SII) sólo en lo respectivo a su cliente.

La defensa de Bravo también solicitó copia de los correos electrónicos incautados por la Fiscalía a fines de julio. Al respecto, Gajardo explicó que debía permanecer el secreto sobre estas comunicaciones digitales, atendido a que gracias a ellos se han tomado una serie de declaraciones relevantes para la indagatoria que sustancia.

El fiscal respondió a Forteza justificando que el secreto de la carpeta de investigación es necesario para el éxito de la indagatoria. Insistió que desde que se aplicó el secreto el 30 de junio pasado, amparándose en la ley de blanqueo de capitales, han permitido obtener además cientos de boletas.

Fuentes judiciales indicaron que Gajardo también justificó la reserva aludiendo, no sólo al tipo de investigación, sino que también a la relevancia de los investigados.

En ese sentido, arguyó que los correos electrónicos permitieron desarrollar de mejor manera, profundizar y llegar a una verdad procesal en situaciones como el lavado de dinero por la compra de las fragatas holandesas, donde fueron condenados oficiales de la marina.

Aludió también a la investigación que lleva en relación con el caso de la Comisión Nacional de Creditación (CNA), donde los mails fueron relevantes para destapar los actos de corrupción, blanqueo de capitales, cohecho y soborno.

Fuentes judiciales revelaron que durante la audiencia, Gajardo aseguró que el Minsterio Público actúa siempre apegado a la ley, y que si no encontraban personas que cometieran delitos se actuaría en derecho.

Finalmente, ni el fiscal Gajardo, ni el Consejo de Defensa del Estado, ni el SII, ni la defensa de Bravo, quisieron hacer declaraciones al término de esta audiencia secreta.