trabajo infantil
Foto Referencial

Un informe de UNICEF presentado hoy en Roma coloca a Chile a la cabeza de la lucha contra la pobreza infantil. El estudio, que analiza las políticas de protección de la infancia durante la crisis económica de los 41 países más ricos, asegura que, entre 2008 y 2012, Chile redujo 8,6 puntos la pobreza entre los más jóvenes (del 31,4% al 22,8%). Por el contrario, España, en el mismo periodo, con un aumento de 8,1 puntos (del 28,2% al 36,3%) se sitúa en el grupo de los países en los que más ha crecido.

Según el estudio de UNICEF, cerca de 76,5 millones de niños viven en situación de pobreza en los 41 países más ricos del planeta. En 23 de ellos la pobreza infantil (niños que viven en hogares con ingresos inferiores al umbral de pobreza) ha aumentado desde 2008. Los niños son los que más están sufriendo las consecuencias de la recesión y los que la sufrirán por más tiempo.

grafico pobreza

En el grupo de los 18 países en los que se redujeron las cifras de pobreza infantil, acompañan a Chile en los primeros puestos, Polonia, Australia, Suiza, República Eslovaca y Noruega.

Si nos fijamos en la evolución de la tasa de desempleo juvenil (15 a 24 años), sólo disminuye en 7 países y también Chile es uno de ellos. Y de nuevo en el extremo contrario, con una tasa de paro juvenil por encima del 50% se sitúan España y Grecia.

Los chilenos, satisfechos con su vida

Más allá del nivel de ingresos o empleo, la recesión ha repercutido de manera importante en la vida cotidiana de las personas. La sensación de inseguridad y el estrés aumentó en 18 de los 41 países, según una serie de indicadores medidos por Gallup en una encuesta anual realizada de 2007 a 2013.

Los resultados vuelven a colocar a los chilenos como los que menos problemas tienen para llenar la canasta básica de alimentos y los que más contentos están con su vida (los españoles y los griegos son hoy los menos satisfechos). Sin embargo se colocan entre los más estresados (puesto 32), y ahí, por fin, casi se igualan con los españoles (puesto 30).

En el apartado del gasto público, con la llegada de la crisis, mientras Europa optó por el ahorro, Chile, Corea, EE UU y Japón mantuvieron políticas expansionistas en apoyo de su economía.

Chile, que según el informe había experimentado mejoras económicas y sociales extraordinarias en la década anterior a la crisis financiera, en 2008/ 2009 fue golpeada con dureza por el declive comercial derivado de la recesión. Pero disponía de margen fiscal e impulsó un paquete de estímulo en el que se mejoraron los programas de protección social de las familias con hijos, se ampliaron las transferencias monetarias a las familias más pobres con hijos y se reforzaron las medidas relacionadas con el mercado laboral, como el seguro de desempleo.

España, la década perdida

Mientras tanto, en España, según un análisis de la Fundación porCausa, las familias con niños están siendo las más castigadas por la situación económica. El abandono escolar (23,6% en 2013, el más alto, con mucho, de la UE) y el descenso de la natalidad conducen al país a una pérdida de competitividad creciente hipotecando su futuro. Y las políticas públicas, que en los años de bonanza (con un crecimiento del PIB entre 2000 y 2008 del 29,9%) no lograron reducir la pobreza infantil, ahora lo fían todo al crecimiento del empleo (de baja calidad) y del consumo y han abandonado definitivamente a los más jóvenes, sin tener en cuenta los riesgos futuros del aumento de la desigualdad. En España, sumida hoy en una larga crisis, se puede hablar ya de una década perdida en la lucha contra la pobreza infantil.

A la vista de los datos y, sobre todo si los analizamos desde la deprimida Europa, la pregunta es inevitable: ¿De verdad la situación en Chile es tan positiva?

La década perdida

Mauricio Rosenblüth, sociólogo chileno, especialista de la Fundación Superación de la Pobreza, ofrece un contrapunto. Según él, las cifras de pobreza oficiales de Chile no cuadran con el informe de UNICEF, aunque reconoce que este es un asunto polémico en el país.

Rosenblüth asegura que entre 2006 y 2011 aumentó ligeramente la pobreza infantil. Aunque sí reconoce que “Chile no tuvo un proceso de crisis como el experimentado en España. El PIB fue negativo en 2009, pero eso remontó y se produjo un aumento en los ingresos reales de las familias y una reactivación del empleo”. Y alerta sobre el alto endeudamiento de las familias, incluidas las más pobres. “Sí, tienen casi de todo en el ámbito material, pero con un riesgo muy alto por haberlo adquirido todo a crédito”.

A pesar de lo anterior, el sociólogo confirma que “los índices de la pobreza infantil en Chile han disminuido en los últimos 20/ 25 años. En 1990 eran del 50,7% y hoy se sitúan en el 22,8 %”. Dato que curiosamente coincide con el aportado por el informe de UNICEF. Y confirma que “Chile ha erradicado el hambre y, después de Cuba, es el país de América Latina con menor mortalidad infantil y mayor escolarización”.

05 - abandono escolar_mpa

gráfico pobreza

*Fundación porCausa