Empresarios nocturnos Parada Providencia

Una hora estuvieron reunidos el concejal de Providencia, Jaime Parada, y un grupo de empresarios de la comuna, buscando mejorar la Ordenanza N° 132, que fija zonas y horarios para la comercialización de alcoholes.

Por parte de los empresarios, asistieron Sebastián Menichetti, de Subterráneo; Marcelo Muñoz, del Bar Dos Gardenias; Diego Vultos y Fernando Díaz, del Club La Feria; Kabir Engel, de Santo Remedio; Claudio Alamo, de El Polluelo Amarillo; y José Tomás Castillo, de The Black Rock Pub.

En la ocasión, los empresarios compartieron con el concejal algunos de los efectos que esta ordenanza había tenido sobre sus negocios. Al mismo tiempo, manifestaron su interés en colaborar con las autoridades municipales en la mejora del instrumento, con el propósito de beneficiar tanto a los vecinos como a quienes ejercen su actividad económica en Providencia.

Al respecto, Kabir Engel dijo que “todos estamos dispuestos a poner de nuestra parte y colaborar. Estamos felices de que se haya abierto la puerta del diálogo, cosa que hasta ahora no había sido posible y eso es lo más importante, que podamos conversar, que los vecinos puedan conversar con nosotros, nosotros con ellos y con la Municipalidad, porque en guerra no va a ganar nadie”.

Parada, por su parte, manifestó su conformidad por el diálogo. “Era muy difícil avanzar teniendo una contraparte capaz de agredir física y verbalmente, como pasó en los últimos dos concejos. Hoy, afortunadamente, surgen voces dialogantes con las cuales sí podremos realizar un trabajo fructífero y sobre todo rápido”, apuntó el concejal.

En concreto, Parada se comprometió a intermediar, de cara a la próxima Comisión de ordenanzas, a realizarse inmediatamente después del concejo municipal del día martes 11 de noviembre. La idea es que los concejales consideren revisar algunos de los horarios y días de funcionamiento fijados por la norma, para no perjudicar a quienes llevan su emprendimiento de manera responsable con el entorno.

Parada anunció también reuniones con vecinos de los distintos sectores, con el objetivo de considerar su opinión. “Se trata de equilibrar derechos”, dijo el concejal: “Por un lado el de la comunidad a vivir en zonas tranquilas y, por otro, el de los empresarios a ejercer su actividad sin perjuicios económicos. Hacia allá debemos avanzar”.