evo morales A1

“Siento que esta batalla legal por nuestro derecho de volver al mar con soberanía, es reconocida por la comunidad internacional, por las Naciones Unidas y hay que cumplir con los procedimientos”, dijo el presidente de Bolivia, Evo Morales, luego de que el equipo jurídico de su país presentara su respuesta a las objeciones preliminares de Chile a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para revisar la demanda marítima interpuesta por La Paz.

En esa lógica, el mandatario altiplánico recordó que “fueron las Naciones Unidas las que, a fines del siglo XX, definieron el tratamiento al mar como un patrimonio común de la humanidad (…) el mar que compartimos, por decisión de la Convención del Mar, es patrimonio común de la humanidad”.

Evo dijo que la acción de recurrir a la Haya es “para que se haga justicia, y nuestra gente está batallando con un equipo nacional e internacional”.

“La humanidad ha creado estas cortes internacinoales para que se respeten los derechos, y somos muy respetuosos del derecho internacional”, agregó.

Cabe recordar además que el agente boliviano en La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, confirmó que pidieron al tribunal mantener su jurisdicción, “que conozca la causa boliviana” y rechaza la impugnación interpuesta por Chile.

Este viernes, el canciller Heraldo Muñoz dijo que las aspiraciones bolivianas buscan “de una manera encubierta es desconocer el Tratado de Límites suscrito 24 años después de la guerra entre Chile y Bolivia (en 1904), que ha estado vigente por 110 años y que fijó de manera definitiva a perpetuidad las fronteras entre los dos países”.

“Esta demanda artificiosa lo que pretende, en buenas cuentas, es desconocer este tratado y además, por esa vía, pone un signo de interrogación sobre los tratados de límites en general y la estabilidad de las fronteras”, insistió el canciller.