alberto hurtado a1

Medio centenar de dirigentes estudiantiles de universidades privadas protestaron hoy frente al Ministerio de Educación por lo que consideran un alza excesiva de aranceles de sus carreras y exigieron el Estado que intervenga, según dijeron los organizadores.

Desde hace unas semanas los estudiantes comenzaron a denunciar a través de las redes sociales el aumento en el precio de sus carreras para el 2015 en proporciones de entre el 5 y el 12 % más que el valor actual.

A la manifestación adhirió la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que agrupa a las federaciones estudiantiles de las universidades públicas, que decidió en una asamblea general el pasado sábado respaldar las demandas de los estudiantes de los planteles privados, argumentando que “la universidad no es un negocio y nosotros no somos sus clientes”.

Los estudiantes dejaron una carta dirigida al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, exigiéndole que se pronuncie sobre el tema e intervenga para detener el alza de los aranceles.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), Valentina Saavedra, llamó al Estado a hacerse cargo del problema, pues sostuvo que es éste el que debe garantizar la educación.

También denunció que “hay casos extremos, como en la Universidad Santo Tomás, donde el alza llega al 15 %”, y aseguró que se trata de un “problema transversal, independiente de si la universidad es privada o estatal”.

Por esa razón, Saavedra indicó que es “necesario que las universidades privadas sean reguladas por el Estado y se defina cuál es el máximo de aranceles”.

Paralelamente, alumnos de la Universidad Central y Universidad Católica Silva Henríquez, ambas privadas, se concentraron en la Plaza de Armas de la capital chilena y luego marcharon hasta el Ministerio de Educación, situado en la Alameda Bernardo O’Higgins, a dos cuadras de La Moneda, la sede del gobierno.