escuela militar A1

Durante la jornada de este jueves la Policía de Investigación detuvo al único sujeto sospechoso de poner la “bomba simulada” el pasado martes en el sector de Escuela Militar, artefacto que resultó ser solo un extintor con un reloj adosado y envuelto en una bandera de Israel.

El procedimiento fue realizado, en coordinación con la Fiscalía, por la Fuerza de Tarea de Delitos Complejos de la PDI, que se habría basado en la revisión de cámaras de vigilancia, declaraciones de testigos y pericias dactilares a los panfletos que dejó en el lugar, en los que se podía leer “escatología de la liveración (sic)”

Según consigna radio ADN, el sospechoso fue identificado como Héctor Navarro Muñoz, taxista de la comuna de Puente Alto que admitió ser el responsable de los hechos.

Luego de entregar sus primeras declaraciones, el prefecto de la PDI José Luis López descartó que el sospecho tenga vínculos con “grupos antisistémicos”, consigna La Tercera.

Navarro será formalizado esta tarde. Las autoridades no descartan que sufra de problemas psiquiátricos.