palacio falabella A1

Luego de semanas en el ojo del huracán por su frustrada política de alcoholes en Providencia y el alejamiento de antiguos colaboradores, una nueva polémica envuelve a Josefa Errázuriz, esta vez a partir de un evento realizado el 28 de junio de 2013: una fiesta privada en el suntuoso Palacio Falabella, sede de la municipalidad.

El evento en cuestión fue el matrimonio civil de su sobrino Diego Brugnoli Errázuriz, hijo de su hermana. Según consigna El Mostrador, luego de que una oficial del Registro Civil casó a la pareja en la oficina de la autoridad edilicia, los cerca de 30 invitados festejaron con champaña en la sala donde sesiona actualmente el Concejo Municipal, pasando también por el espacio del hall central del edificio.

La actividad habría causado sorpresa entre los funcionarios de la municipalidad. Sin ser informados de que se llevaría a cabo, al preguntar qué sucedía solo se les habría respondido que se trataba de un asunto privado.

Consultada sobre lo anterior, Errázuriz explicó que “por razones especiales autoricé el uso de la terraza de la alcaldía, participaron además de los novios, sus padres y hermanos así como mis hijos y yo”. Asimismo, indicó que al finalizar la ceremonia civil “compartimos un espumante que financié de mi bolsillo”.