Pentagate: La otra trama que revelaron los Carlos para pagar menos impuestos y la dura semana que viene para la UDI

La próxima semana se libera el expediente con las declaraciones de los dueños del holding, que contiene nuevos antecedentes del actuar de la empresa respecto de los mecanismo para eludir al tata fisco. Además se sabrá a qué personeros de la UDI les pasaron plata para las campañas.

PENTAGATE-CHOCLO-LAVIN

Sabrosas revelaciones se vienen la próxima semana en torno al caso Penta, a partir de que la Fiscalía liberará los expedientes con las declaraciones de los dueños del holding, Carlos Alberto “Choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín, quienes entregaron sus testimonios la primera semana de enero, por espacio de varias horas.

Por ejemplo, según publica la revista Qué Pasa, los Carlos confesaron al fiscal Carlos Gajardo otra trama para rebajar la carga tributaria, uno de los delitos que se les imputarán el próximo 4 de marzo cuando tenga lugar la formalización de cargos en el Octavo Juzgado de Garantía.

Esta se trataría de una fórmula mediante la que sacaban plata sin dejar registro.

La publicación sostiene que esta confesión sería parte de la estrategia elaborada por la defensa de los Carlos para demostrar la disposición que tienen para colaborar con la investigación.

“Mis representados admiten que han cometido errores, el principal de los cuales es no haber implementado medidas de control que evitaran que en algunas de sus sociedades de inversión imperara una estructura de malas prácticas que nunca debió existir”, dijo el abogado de ambos, Julián López.

¿En qué consistía?
Según lo que consta en la declaración que tanto Délano como Lavín entregaron a principios de enero, se trata de cuatro contratos de forwards, una especie de compromiso entre dos partes que proyecta intercambiar algo a futuro a un precio prefijado.

Estos, los habrían hecho con la empresa Siglo Outsourcing (también conocida como Asesorías VSA), de propiedad del ingeniero comercial Roberto Carrasco en 2013.

Según Qué Pasa, los contratos básicamente se habrían hecho pactando previamente la pérdida para Penta. De esta forma, la pérdida ficticia, asumida por “los Carlos” ante el fiscal Gajardo, obligaba al holding pagar a la empresa Siglo Outsourcing $ 350 millones, pero ese gasto, en realidad, nunca ocurrió, por lo que Carrasco cobraba una comisión y devolvía el dinero a las arcas del grupo.

Estas lucas que le entraron a Penta en 2013, se repartieron entonces como bonos para sus ejecutivos y dineros para políticos.

Estos cuatro forwards entre las sociedades de inversión del grupo y Siglo Outsourcing están firmados por Délano y Hugo Bravo y por Bravo y Marcos Castro.

Cabe recordar que este último prestó declaración ayer por tercera ante la Fiscalía Oriente, y junto con Bravo y los ex SII, Iván Alvarez y Juan Martínez serán formalizados, tal como lo anunció ayer el Ministerio Público.

La empresa Siglo Outsourcing fue allanada la semana pasada, y según Qué Pasa habría otras sociedades en la mira que habrían formado parte de un entramado similar.

Otras de las patas que se desprenderán de las declaraciones de Délano y Lavín, a propósito de esta forma para sacar plata y, entre otras cosas, desviarla a campañas, tiene que ver con el escenario que viene para la UDI, a partir de esto.

Esto es, según publica este viernes La Tercera, lo relativo a los nombres que entregaron los Carlos respecto de quiénes efectivamente de la partido recibieron platas en 2013 a cambio de boletas o factura truchas.

Desde la tienda de calle Suecia aseguran tener certeza de que Ernesto Silva no estaría involucrado, y además reforzarán las estrategia de separar del partido las responsabilidades de carácter personal.

Según publicó La Segunda hace un par de semanas, Los Carlos aseguraron que las irregularidades en la forma en que se entregaron los dineros fue responsabilidad de Bravo, pero admitieron que hubo aportes para Jovino Novoa, quien actuó como distribuidor; Laurence Golborne, Ena Von Baer, Iván Moreira, Pablo Zalaquett, Felipe de Mussy, Andrés Velasco y el actual ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga.

Sobre Longueira, a quien Bravo afirmó haberle entregado $100 millones en efectivo, el Choclo y su socio sostienen que ello no es efectivo.

 

The Clinic Newsletter
Comentarios