PENTA-01

El fiscal Carlos Gajardo lo había adelantado el lunes pasado y este jueves lo confirmó: Habrá otros cuatro formalizados en el Caso Penta, que se suman a los seis, entre ellos los Carlos, a los que se les imputarán cargos el próximo 4 de marzo en el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago.

En esta pasada se incluyó al ex asesor del holding, Hugo Bravo, al contador Marcos Castro y a los ex funcionarios del Servicio de Impuestos Internos, Iván Alvarez y Juan Martínez.

A Bravo, el hombre que destapó la caja de Pandora, se le imputarán delitos tributarios, de soborno y lavado de activos.

El ex amigo de los dueños del holding quedó libre en la primera petición de formalización que había hecho la Fiscalía hace un par de semanas. En esa oportunidad, su defensa había leído el asunto como un trato distinto hacia Bravo por haberse mostrado desde un principio dispuesto a colaborar con la investigación.

De todos modos, Gonzalo Insunza, abogado del ex gerente, manifestó por esos días que tenían la certeza de que a Bravo lo iban a formalizar.

Marcos Castro, hombre clave en el entramado tras haber dado cuenta en sus declaraciones ante el Ministerio Público cómo operaban las empresas de Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín para emitir boletas, entregó nuevamente su testimonio esta mañana en la Fiscalía Oriente por espacio de más de dos horas.

Además, Castro fue la personas que confirmó los nombres de los políticos que fueron beneficiados con los aportes a cambio de boletas truchas.

“En la última elección sé que se financió las campañas de Iván Moreira, otro sé que fue Andrés Velasco (…). No vi a ningún candidato en Penta, esto lo supe de Hugo Bravo. Supe que se financió las campañas de Laurence Golborne, Ena von Baer. Yo era el que ponía la segunda firma en esos cheques. Hugo Bravo hablaba conmigo y me indicaba que estábamos en período de campaña así que si algún nombre me llamaba la atención al momento de firmar un cheque, se trataba de eso, de campañas políticas”, fue parte de lo declaró hace un tiempo Castro.

El ideólogo del fraude

Iván Alvarez, en tanto, es sindicado como el hombre detrás del Fraude al FUT, del cual se derivaron el caso Penta y la arista política.

A diferencia de Bravo y Castro, el ex SII se encuentra en prisión preventiva, luego de que este lunes el tribunal revisara las cautelares que pesan sobre en su contra por haber sido el cerebro detrás del mega entramado que defraudó por 2.700 millones de pesos al tata fisco.

The Clinic Online publicó a fines de octubre un artículo que explicaba como el ex fiscalizador del SII fue quien junto con Valdivia -que mantuvo vínculos con la CNI- idearon un sistema para obtener devoluciones ilegales del FUT. Una de estas, fue precisamente la de Hugo Bravo, que a través de dos sociedades se embolsó ilegalmente 260 millones.

En sus declaraciones frente al fiscal Carlos Gajardo antes de que se levantara el secreto de la carpeta, Alvarez entregó información de cómo operaba el sistema de obtención ilegal de devoluciones, pero también de cómo cobraba sus honorarios por arreglar la situación tributaria en las oficinas de Penta, con Marcos Castro.

Juan Martínez Céspedes, el otro ex SII, era otro de los nexos que tenía el fallecido martillero Jorge Valdivia al interior del organismo fiscalizador.

De hecho, según publicó hace un tiempo La Tercera, fue Martínez quien le presentó a Valdivia a Iván Alvarez en 2008.

“Supe que con Juan Martínez se pedían favores recíprocos, entiendo que para eliminar observaciones tributarias que afectaban a otros contribuyentes que ellos fiscalizaban”, comentó Valdivia el 27 de junio de 2014, exactamente un mes y cuatro días antes de morir a causa de un cáncer grado que tenía ramificado.

Cabe recordar que los primeras seis personas que serán formalizadas por el Caso Penta son los dueños, Carlos “Choclo” Délano, Carlos Lavín, más los ejecutivos Carlos Bombal, Manuel Antonio Tocornal y Samuel Irarrázaval Larraín. Además, se le imputarán cargos al ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, el único político que hasta el momento ha recibido una querella del SII.