giorgio A1 2

Al volver de sus vacaciones, el diputado Giorgio Jackson se refirió a la renuncia de Sebastián Dávalos por el polémico negocio inmobiliario que la empresa de su esposa realizó en Machalí, asegurando que “en absoluto” se trata de un problema de privados, como en su momento argumentó el Gobierno

“La política no se trata sólo de lo legal, sino que también de lo ético y cuando alguien tiene una reunión con el vicepresidente de un banco, no es para hablar de la vida, sino para hablar de negocios. Y cuando se traspasa el límite de lo ético, opera el tráfico de influencias. En este caso, la situación entera era inaceptable, porque se está haciendo negocios con especulación inmobiliaria cuando todos sabemos que genera desregulación de los suelos, inflación de la tierras, todo lo contrario a lo que supuestamente quiere hacer el gobierno con las políticas urbanas. Hay una inconsistencia tremenda”, dijo en entrevista con La Tercera.

Asimismo, el diputado cree que el caso efectivamente afectará la imagen de Bachelet: “Por supuesto que la afecta, pero creo que solo explicita que existe una buena relación entre gran parte de la Nueva Mayoría y los máximos empresarios del país. Para nadie son desconocidos los vínculos entre Andrónico Luksic y dirigentes de la Nueva Mayoría, por lo tanto, lo explicita de una manera tan impresentable que lo transforma en un escándalo político”.

“A mi me parece que va a tener que dar explicaciones y nadie sabe si va a tomar una postura de madre o de Presidenta, donde tendrá que ser enfática en decir que son cosas que no querrá que vuelvan a pasar en su gobierno. Me gustaría que se pronunciara poniéndole suma urgencia en marzo, tal como se comprometió, al proyecto de financiamiento de la política”, añadió el parlamentario de Revolución Democrática.

En esa línea, el ex dirigente estudiantil aseguró que el oficialismo no actuó “con la misma vara” para criticar lo anterior tal como se ha hecho con la UDI y el Caso Penta. “Tenemos que ser todos lo más enfáticos posible para condenar lo que haya que condenar. No se debería estar aprovechando estas instancias para sacar una ventaja política”, agregó.

Sobre la forma en que reaccionó el Ejecutivo, Jackson dijo que “la posición en la que puso Dávalos a su madre, la Presidenta, fue una situación absolutamente incómoda. Sin duda faltó audacia y agilidad en los tiempos. Sentí que se vio forzado a renunciar, más que él tomar la iniciativa desde el primer día para dejar el cargo”.

“Hubo demora en la toma de decisiones y hubo resistencia de Dávalos para tomar el paso que dio, totalmente forzado por Peñailillo, quien a través de la prensa lo empujó a tomar la decisión”, concluyó.