sergio bustos YT

El denunciante del caso Caval, Sergio Bustos Baquedano, aseguró este martes que la empresa perteneciente en un 50% a Natalia Compagnon, nuera de la Presidenta Michelle Bachelet, le ofreció $160 millones para que guardara silencio sobre el polémico negocio de terrenos en Machalí.

En una declaración pública de Bustos, publicada por Emol, el ex asesor de Caval dijo que los abogados de la empresa le propusieron un acuerdo monetario para que no siguiera entregando antecedentes a la prensa sobre la compra y venta de terrenos en Machalí. La oferta también incluía un acuerdo para terminar con la demanda laboral.

En el comunicado, Bustos afirmó que ante el ofrecimiento de negociar una salida a la demanda laboral, “respondí que no tenía ningún problema, ya que siempre había perseguido que se me cancelaran mis sueldos y premio acordado y, que la demanda se interpuso ante la negativa de Mauricio Valero (el otro socio de Caval) de cancelar mis prestaciones”.

Bustos afirmó en su nota que el abogado de la empresa, Andrés Levine Contreras, le indicó que “la exigencia de Caval era que a partir de ese momento yo no debería entregar ningún tipo de información”.

Al fracasar las reuniones, Bustos dijo sentirse “engañado por los representantes de Caval, debido a que para ganar tiempo de realizar las inscripciones de Machalí y buscar cómo salir mejor parado de la situación creada por ellos mismos, me acallan y amordazan desde el 8 al 19 de febrero”.

Más temprano, Bustos declaró a radio ADN que cuando la revista Qué Pasa publicó el negocio de Caval, el 6 de febrero pasado, “a los dos días (los abogados) me llaman y tratan de iniciar un arreglo conmigo, viajan a Talca y terminamos negociando en 160 millones de pesos para quedarme callado, retirar la demanda laboral, con un contrato de que no puedo decir nada nunca más y con una cláusula penal de pago de 5 mil UF si yo abría la boca”.

Bustos afirma que él consiguió el polémico crédito de $6.500 millones con el Banco de Chile y que después Caval no le pagó sus honorarios, tras lo cual presentó una demanda laboral por $200 millones.

Cabe destacar que los abogados de Caval Ltda, han negado tajantemente las acusaciones de Bustos.

La respuesta del Gobierno

El ministro vocero de Gobierno, Alvaro Elizalde, prefirió no referirse a la denuncia de Bustos, ya que el tema se enmarca en un juicio laboral entre privados.

“La postura del gobierno se ha expresado con claridad y por lo de más corresponde a las convicciones muy profundas y que se han manifestado en todas las iniciativas que hemos desarrollado desde el primer día de gobierno (…) la Presidenta de Chile siempre habla con la verdad y los chilenos lo saben”, sostuvo.

“La Moneda no ha funcionado”

El presidente de la Democracia Cristiana, senador Ignacio Walker, criticó duramente el desempeño del Gobierno tras revelarse el caso Caval, en especial del ministro Rodrigo Peñailillo, cuando la Presidenta Michelle Bachelet estaba de vacaciones.

“Éste ha sido un tema muy complejo. Déjeme decirlo derechamente: yo creo que el caso de Sebastián Dávalos, el caso Caval, nos rayó la pintura como Gobierno de la Nueva Mayoría en el mes de febrero”, afirmó Walker a El Diario de Cooperativa.

“Realmente habíamos terminado bien en enero”, afirmó el presidente de la DC y recordó el alza que mostró la aprobación al Ejecutivo y la Presidenta en la encuesta Adimark de la primera semana de febrero, tras el despacho de los proyectos de educación, fin al binominal, Ministerio de la Mujer y Acuerdo de Unión Civil.

“Evidentemente el caso Caval y el caso de Sebastián Dávalos le produjo un daño al Gobierno de la Presidenta Bachelet y a la Nueva Mayoría. Nos produjo un daño”, aseveró Walker.

“Evidentemente que una cosa es el tema de la legalidad -al parecer no hay nada ilegal-, pero otra cosa es el tema ético, y siendo hijo de la entonces candidata presidencial, y después asumiendo un cargo político de director sociocultural, lo menos que uno pudiera haber esperado es que le hubiese informado a la Presidenta de la República, que además es su madre, de esta situación, en que hay desde el punto de vista ético serias interrogantes en relación con el rol que él cumple”, añadió Walker.

El senador también afirmó que en este caso “hubo también actuaciones equívocas de parte de las vocerías del Gobierno”.