selfie paris hilton castro EFE

Las famosas modelos Naomi Campbell y Paris Hilton, heredera del imperio hotelero de su apellido, pusieron hoy el toque de glamour a la tradicional cena de gala que cerró el XVII Festival Internacional del Habano en la capital cubana.

La cena que clausuró la fiesta de los puros habanos atrajo a más de 1.000 comensales en los salones del recinto ferial Pabexpo, situado en la zona oeste de La Habana, donde también tuvo lugar una subasta de lujosos cajones para guardar las exclusivas marcas de tabacos cubanos torcidos totalmente a mano.

La socialité mundial no pasó inadvertida e incluso, tal como lo mostraron las fotografías del evento, tuvo tiempo hasta para sacarse selfies con los hijo de Fidel Castro, Alejandro y Fidel Castro Díaz-Balart.

paris hilton fidel castro jr EFE

En el festival, que comenzó a principios de esta semana, se dieron cita más de 1.600 distribuidores, productores, coleccionistas, artistas y amantes de los puros habanos de 60 países.

En esta última jornada del evento, organizado por la empresa mixta Habanos S.A., fueron anunciados los ganadores de los concursos Habanosommelier y de la ceniza más larga, celebrados como parte del programa que también incluyó el lanzamiento de nuevas vitolas, visitas a plantaciones de tabaco, seminarios y una feria comercial.

Una de las novedades de esta edición fue la presentación de la vitola especial de la marca “Montecristo” en una edición conmemorativa por el 80 aniversario que contó con una producción única de 30.000 cajas, cada una con 20 ejemplares de puros habanos.

Además se estrenó la primera Gran reserva de “Romeo y Julieta”, una vitola en su versión “Wide Churchills”, confeccionada a partir de un largo y cuidadoso proceso de añejamiento de cinco años, que tuvo una tirada de 500 cajones numerados.

Habanos, S.A. es una empresa mixta propiedad a partes iguales de la estatal Tabacuba y la entidad española perteneciente al grupo inglés Imperial Tobacco Group PLC, que comercializa todas las marcas de puros hechos totalmente a mano en Cuba.