Víctor Jara

El exmilitar chileno Pedro Barrientos, acusado de la muerte del cantautor Víctor Jara en 1973, ha pedido en una corte de EE.UU. desestimar la demanda presentada en su contra por considerarla carente de “jurisdicción”.

Barrientos, teniente retirado del Ejército chileno, argumentó que la demanda presentada contra él en el año 2013 “llegó 40 años después de que sucedieran los hechos, 24 después de que se radicara en Estados Unidos y 23 después de que Agusto Pinochet fuera removido de su cargo”, según los documentos de la corte a los que tuvo acceso EFE.

La demanda fue presentada en una corte de distrito en Orlando, en el norte de Florida, por Joan Jara y Amanda Jara, esposa e hija del cantautor, respectivamente.

En su respuesta a la demanda, presentada el pasado 3 de marzo, Barrientos, que es ciudadano estadounidense, señala además que la corte debe desestimar la demanda porque carece de jurisdicción”.

El exmilitar, con residencia en Deltona, en el norte de Florida, es acusado en Estados Unidos de “tortura y asesinato” de Víctor Jara durante la “detención masiva de miles de intelectuales y líderes políticos”.

Jara fue asesinado cinco días después del golpe militar del 11 de septiembre de 1973 después de ser torturado durante varios días en el Estadio Chile de la capital, donde permanecía detenido junto a centenares de partidarios del derrocado Gobierno de Salvador Allende (1970-1973).

“Esperamos arrojar luz sobre lo que pasó en Chile en los primeros días del golpe de Estado de Pinochet, ya que estos eventos han permanecido rodeados de misterio durante más de 40 años”, aseguró hoy en un comunicado Kathy Roberts, directora legal del Center for Justice and Accountability (CJA), una de las organizaciones a cargo de la demanda.

El Gobierno chileno solicitó en 2012 a EE.UU. la extradición de Barrientos y el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior se ha constituido como parte querellante en el caso.