incendio valparaíso A1

Unas 560 hectáreas de pastizales, matorrales y árboles han sido destruidas por un incendio que se desató la tarde del viernes en las cercanías de Valparaíso y Viña del Mar, el que aún sigue activo aunque contenido, informó hoy el gobierno. “Mantenemos contenido el incendio de Valparaíso, todo el contorno y la extensión de él está controlado”, señaló el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, al hacer una evaluación de los daños provocados por el siniestro.

Producto del incendio, que en algún momento amenazó con expandirse hacia áreas habitadas, las autoridades han decretado zona de catástrofe en las comunas de Valparaíso y Viña del Mar, medida que se mantiene vigente hasta que se logre controlar definitivamente el fuego. Hasta ahora se han registrado 33 lesionados, la mayor parte de ellos brigadistas que combaten las llamas, y una persona muerta el viernes producto de un paro cardiorrespitario.

Durante todo el sábado bomberos y personal de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) trabajaron en los focos que aún se mantenían activos, con el apoyo de 22 aviones y helicópteros para evitar la expansión del incendio. En la jornada de hoy persisten las labores para aplacar el siniestro, básicamente con helicópteros y brigadas terrestres, ya que la morfología del terreno, un área compuesta por numerosos cerros y quebradas, no hace viable la utilización de hidroaviones.

“Todo indica que hay una mayor contención con respecto de la afectación de las casas que están en la zona donde está materializándose el incendio”, dijo el director de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), Ricardo Toro. Pese a ello se mantiene la “alerta roja” en toda la zona afectada por el incendio, ya que no se descarta que algunos brotes puedan recrudecer producto de las altas temperaturas y los fuertes vientos que se despliegan sobre todo durante la tarde.

El subsecretario Aleuy anunció también que el Gobierno presentará una querella contra quienes resulten responsables del incendio, que se inició en un vertedero clandestino producto presumiblemente de la quema de neumáticos para procesar cobre robado: “Haremos todas las acciones judiciales pertinentes para poder detener a estos delincuentes”.

“La información ya está entregada a fiscalía y, por lo tanto, esperamos que a partir de mañana se desarrolle la investigación lo más rápidamente posible”, agregó. Por su parte, el director de la Conaf, Aaron Caviedes, señaló que el acento se ha puesto en aquellos focos que se encontraban ubicados frente a zonas habitadas. “Estamos consolidando la primera etapa que es la de contención para terminar con cualquier foco de fuego al interior del área ubicada frente a viviendas”, dijo Caviedes. “Posteriormente entraremos a la etapa de extinción. Tenemos un trabajo largo, pero desde el punto de vista del peligro hemos reducido significativamente el riesgo de que el incendio afecte población o infraestructura”, agregó.

Durante la mañana del domingo se habilitó el tránsito en las carreteras de acceso a Valparaíso y Viña del Mar, el que durante el sábado estuvo parcialmente interrumpido.