ponce

US$ 7 millones de dólares en total, 4 de éstos por concepto de impuestos relativos a gastos rechazados (35%) y US$3 millones por intereses tributarios (1,5%) fue lo que ya pagó SQM al Servicio de Impuestos Internos luego de reconocer egresos irregulares por cerca de US$11 millones entre los años 2009 y 2014, platas que supuestamente fueron derivadas a campañas políticas a cambio de boletas o facturas falsas.

El presidente del directorio y controlador de la minera no metálica, Julio Ponce Lerou, respondió al oficio que la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) le envió el miércoles de la semana pasada, pidiéndole que aclarara esos desvíos irregulares, que ya fueron reconocidos por la compañía.

“La sociedad ha identificado ciertos gastos que estarían asociados a pagos por concepto de honorarios y de asesorías en relación con los cuales ella no ha logrado reunir la suficiente documentación de respaldo y que por tanto no cumplirían los requisitos para ser considerados como gastos necesarios para generar renta”, dijo Ponce en respuesta a un oficio que le había enviado la (SVS) la semana pasada.

Estos gastos (11 millones de la divisa), dijo el ex yerno de Pinochet en su respuesta al regulador del mercado, se desglosan en un promedio de US$ 1,8 millones al año entre 2009-2013, representando del 0,15% del costo de bienes vendidos por SQM para cada uno de los 6 años del periodo.

Los pagos están asociados con boletas emitidas por compañías y personas con direcciones tributarias en Chile”, detalló Ponce. De esta respuesta se puede inferir entonces que estos contribuyentes habrían emitido los documentos sin prestar un servicio real.

El zar del litio dijo además que el proceso de corrección de las respectivas declaraciones anuales comenzó el 20 de marzo y que ayer presentó los documentos vigentes finales al SII para su análisis.

“Las cantidades indicadas serán reflejadas en los estados financieros consolidados intermedios de la sociedad del primer trimestre del año 2015 y serán cargadas resultados”, indicó.

La semana pasada, el gerente general de la compañía, Patricio de Solminihac, reconoció estos pagos irregulares por 11 millones de dólares, responsabilizando por el hecho al ex ejecutivo Patricio Contesse. Asimismo, lo llamó el dueño de la chequera política.

Esta mañana, De Solminihac declaró en la Fiscalía por espacio de una hora. Se fue si hacer declaraciones, mientras su abogado, Carlos Cortés, señaló que seguirán prestando colaboración con la investigación.

“Dimos un declaración ahora y vamos a complementar la próxima semana. Se prestó una declaración en estos momentos y estamos coordinados con la fiscalía para seguir colaborando con la investigación”, dijo.

Consultado sobre si se explicó el destino de los US$ 11 millones que aún no tienen justificación, respondió que “eso está aclarado perfectamente en la fiscalía”.

En tanto, el lunes de la semana pasada, Ponce declaró por tres horas y se fue de la Fiscalía señalando escuetamente que estaba tranquilísimo.

“La sanción será emitida en pocas semanas”

En su respuesta a la SVS Ponce también dijo que pueden ser sancionados bajo el código tributario chileno y que “esta potencial sanción será emitida en pocas semanas”, dijo Ponce.

Además, contó que el SII está haciendo una revisión tributaria de la minera.

“La compañía ha sido y continuará siendo revisada por las autoridades competentes como cualquier otra persona o empresa en Chile. La firma no puede garantizar que esas revisiones no llevan a la identificación de otras situaciones que pudieran resultar en otras implicancias tributarias”.