raul guzman a1

Diego Ríos González, ex estudiante de filosofía, fue condenado a 541 días de pena remitida en el marco del Caso Bombas, luego de que el joven estuviese prófugo durante cinco años.

Ríos, de 26 años, tenía cargos por tenencia de artefacto explosivo, los que aceptó luego de que fuese formalizado el pasado 9 de febrero, después de que fuese detenido en La Ligua, según señala Emol.

En su hogar se encontraron 4 kilos de pólvora, nitrato de sodio, azufre, un detonador eléctrico y otros elementos que podrían haber sido usados para la fabricación de explosivos.

Raúl Guzmán, fiscal regional, calificó esta sentencia como “importante”, siendo “la primera condena que se obtiene en un caso donde todos los demás acusados fueron absueltos”.

“Es importante, además, porque debimos seguir adelante con la investigación 5 años después, donde se nos otorgó un plazo de 30 días para seguir una indagatoria que tenía exiguos antecedentes y se debió realizar diligencias en un corto periodo”, añadió Guzmán.