jaime quintana A1

El senador Jaime Quintana, presidente del PPD, se pronunció respecto al renunciado ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, cuyo futuro en el gabinete se encuentra en incertidumbre y a la espera del anuncio que realizará este lunes la Presidenta Michelle Bachelet.

“Hubo una persecución política de una aristocracia obsesionada con Rodrigo, con sacar a un ministro que no se juntaba a tomar té con ellos”. Con esta frase el timonel del PPD dejó en claro su postura frente al titular de Interior.

“Yo defendí, defiendo y defenderé a Peñailillo por lo que él representa, es un precursor de la Nueva Mayoría, es uno de sus símbolos y es un fiel representante de la nueva política que pretende imprimir nuestra coalición”, sentenció según indica El Mercurio.

Para Quintana, las críticas de diferentes sectores hacia Peñailillo son cuestionables y considera que se deben a factores específicos: “creo que hay un sesgo, hay un sesgo clasista en la forma en cómo algunos han evaluado a Rodrigo. Por no ser parte de la elite, por no asistir a determinados clubes, por provenir del sur, por asistir a la escuela pública, yo creo que esa trayectoria de esfuerzo interpreta a muchos jóvenes de este país. Creo que debe hacernos reflexionar, porque luego muchos culparán a Rodrigo de la erupción del Calbuco, del descenso de Cobreloa y del satélite ruso. Tiene que ver con el origen y con la forma en cómo ha ido construyendo su liderazgo. Es bueno entenderlo, porque mucha gente que también tiene origen similar, pero se sienten incómodos de asumirlo o revelarlo, y al revés, hay que sentirse orgullosos de donde uno viene”.

Caso Caval

Consultado sobre si la relación de la Jefa de Estado con su hijo Sebastián Dávalos, de manera posterior al caso Caval, influyó en la relación de Bachelet con Peñailaillo, el líder PPD afirmó que “desconozco si ese caso, que fue un caso complejo, difícil de manejar para cualquier gobierno y para cualquier autoridad, afectó esa relación. No tengo antecedentes para avalar una situación como esa”.

En relación a las declaraciones que emitió en su cuenta de Twitter la ex asesora de Dávalos, Erika Silva, respecto a que Peñailillo no “dimensionó” el caso Caval, Quintana enfatizó que “ser gobierno creo que siempre lleva una cuota de lealtad, y quienes no saben ser leales entonces que se dediquen a otra cosa. No se puede salir por Twitter o por las redes sociales criticando a un funcionario de gobierno, eso es mala leche, eso es deslealtad, es falta de profesionalismo y es falta de sensatez.

Respecto a una eventual salida del renunciado ministro del Interior del gabinete, el senador puntualizó que “creo que todos los gobiernos tienen momentos y son los jefes de Estado quienes van definiendo esos tiempos y van escogiendo a los acotres para esa tarea, eso no significa que Rodrigo no pueda cumplir otra tarea en otras áreas. Las capacidades, su condición en el manejo de conflictos, su conducción de las emergencias, le permiten cualquier función pública”.