allamand A1 b y n

El senador de Renovación Nacional, Andrés Allamand, valoró los nuevos rostros que llegaron a La Moneda con el cambio de gabinete. Sin embargo, aseguró que no servirá de nada si este recambio no viene acompañado de nuevas ideas. El ex candidato aseguró además, que hay sectores del oficialismo que le están haciendo una encerrona a Bachelet con el tema de la asamblea constituyente y que los nuevos ministros del Interior y Hacienda verán menos adversarios en la oposición que su propia coaliación.

“Era un cambio impostergable y abre la posibilidad para una nueva etapa política para retomar los acuerdos. Tengo una muy buena impresión de los nuevos ministros Jorge Burgos (Interior) y Rodrigo Valdés (Hacienda). Frente a este cambio, la oposición debe tener una disposición constructiva. Debemos terminar con un gobierno que actúa con la lógica de la retroexcavadora y con una oposición de trinchera, y generar una nueva etapa que nos permita salir de esta grave crisis política”, sostuvo Allamand sobre el nuevo equipo de ministros del Gobierno en La Tercera.

En relación a si los dichos del ministro del Interior, Jorge Burgos, sobre el fin de la retroexcavadora suponen un cambio de rumbo, el senador aseguró que “eso está por verse. El ministro Burgos hizo exactamente lo que tenía que hacer: enterrar la retroexcavadora. Y con ello mostró la jineta y el liderazgo que debe tener todo capitán de equipo. Pero más allá de lo que digan las personas, lo más importante es que la Nueva Mayoría deje atrás la raíz de las equivocaciones del actual gobierno”.

“No tengo dudas de que los mayores adversarios de Burgos y Valdés van a estar dentro de la Nueva Mayoría, y no en la oposición. A nosotros en la oposición nos interesa que el país no siga por este mal camino, y que se rectifique el rumbo. Tenemos una disposición favorable a contribuir en la reactivación económica”, aseguró sobre los nuevos ministros de Interior y Hacienda.

Para Allamand la posible salida de la crisis política del gobierno, “está cuesta arriba”.

“Lo más difícil de remontar es la situación económica. Pese a que la intentamos arreglar en el Senado, la reforma tributaria ha sido un lastre en términos de reactivación económica. Y soy muy escéptico de la posibilidad de introducir modificaciones a la reforma laboral, que tendrá consecuencias negativas para el empleo. Pero en el ámbito político, si se logra impulsar la agenda anticorrupción, y si se logra despejar razonablemente el tema de la reforma constitucional, es posible que podamos tener un mejor escenario”, afirmó.

Allamand aseguró que parlamentarios como Alfonso de Urresti (PS) o el senador Alejandro Navarro (MAS), le hacen una encerrona a Bachelet con el tema de una asamblea constituyente. “Para que tengamos una etapa de mayor moderación, lo fundamental es resolver de buena manera una reforma a la Constitución. Pero hay sectores del oficialismo, como el PS, el PPD y otras fuerzas a la izquierda que, con su exigencia de realizar una asamblea constituyente, lo que están haciendo es una encerrona a la Presidenta Bachelet. Si la tarea fundamental del nuevo gabinete es recuperar la confianza en el país, la AC es un procedimiento completamente contraindicado. Además, es políticamente inviable. Si la Presidenta fuera partidaria de la AC, ya lo habría expresado. Pero ella ha dicho en todos los tonos que el proceso constituyente va a ser un proceso institucional”, remató.