jorratt4

En los últimos días se terminó de afinar una importante denuncia en el Servicio de Impuestos Internos que no pudo ser despachada al Ministerio Público, debido a la petición de renuncia al ex director del SII, Michel Jorratt, lo que impidió que llegara a sus manos para ser firmada.

La acción estaba dirigida en contra de la filial de Soquimich, SQM Salar, una de las empresas a las que el geógrafo Giorgio Martelli le prestó servicios a través de su sociedad Asesorías y Negocios, y donde además se encuentra la empresa del brazo derecho de Marco Enríquez Ominami, “Cristian Warner comunicación y markenting”. La denuncia, a la que tuvo acceso The Clinic Online, y que fue preparada por el Jefe del Departamento de Defensa Judicial, Andrés Vio, era otra de las aristas que provocó disputas al interior del SII.

SQM Salar había generado una crisis en el Servicio por la indecisión respecto a la rectificación que haría Soquimich sobre su filial. En ese entonces existían dos versiones: En el borrador de rectificación presentado por SQM no figuraban las empresas de Martelli y de Warner, pero habría existido la intención de que sí estuvieran. Sin embargo, otras versiones apuntaban a que era el propio SII el que habría recomendado a la empresa no realizarla. Algo que en su minuto fue desmentido por la institución.

En la acción dirigida en contra del actual gerente de SQM Patricio de Solminihac, del ex gerente general Patricio Contesse y del Vicepresidente de Finanzas Ricardo Ramos, se solicita al Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, que investigue los delitos cometidos por SQM Salar previstos y sancionados en el artículo 97 N° 4 del código tributario, esto por efectuar declaraciones maliciosamente incompletas o falsas, que pueden “inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que corresponda”.

Sin embargo, la denuncia que pasó por las manos de Vio y que fue solicitada por el propio Jorratt, no fue firmada debido a la destitución del ex director durante la mañana de ayer. Fuentes del SII explican que pese a que el ingeniero siguió al interior del Servicio durante el día y ejerciendo su cargo, el documento no llegó para la firma. La decisión de que no fuera despachada necesariamente, agregan, habría recaído en el director subrogante Juan Alberto Rojas, un antiguo funcionario ligado a la derecha y que en diciembre de 2011 se le vinculó “accidentalmente” con el polémico “perdonazo” a la compañía Johnson’s, el que implicó que una deuda de 120 millones de dólares quedará en sólo 8 millones de la divisa.

Según la denuncia, y de acuerdo al análisis de los documentos que SQM Salar hizo llegar al SII para la rectificación, se determinó que las boletas y facturas se extienden entre los años 2009 y 2013. Además, se concluyó que dicha sociedad registró boletas de honorarios respecto de los cuales no acompañó “ningún antecedente que haga verosímil la prestación que se da cuenta”. En total, son 14 contribuyentes, quienes podrían ser investigados en caso de que el SII finalmente presente la denuncia de acuerdo a la investigación que debería realizar el Ministerio Público.

Lo anterior, según el documento, le permitió a Salar evadir impuestos y rebajar artificiosamente la base imponible declarada en los formularios N° 22. A estos antecedentes se sumarían los años comerciales 2011, 2012 y 2013, donde se registraron facturas que tampoco están respaldadas.

La denuncia concluye que durante los años 2009 y 2014, la filial de SQM registró boletas y facturas respecto de las cuales no acompañó antecedentes que hagan verosímil la prestación de los servicios que se dan cuenta.

El despido de Jorratt

En el SII explican que el recién nombrado ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, también habría estado al tanto de la denuncia y que fue informado el viernes pasado por el propio Jorratt. Consultado al respecto, la mencionada cartera declinó referirse al tema y se limitó a decir que el Servicio tenía autonomía sobre estas materias.

El ex director había tenido una serie de reuniones con el titular de Hacienda, quien en un comienzo se habría inclinado porque éste continuara en su cargo, pero la decisión de su despido estaba tomada. En las reuniones, Valdés le consultó por la situación interna del SII y Jorratt le explicó que no existían divisiones, que los funcionarios lo apoyaban y que el único conflicto lo tenía con el Subdirector Jurídico Cristián Vargas. En el gobierno explicaron además que se le insistió a Jorratt para que presentara su renuncia voluntaria en reiteradas ocasiones, pero que el profesional se negó porque entendía que sería reconocer faltas que nunca cometió. “Quería evitar salir como culpable al presentar su renuncia”, comentan fuentes de gobierno.

Temprano en la mañana, la petición de renuncia de Jorratt era conocida no sólo en el gobierno, sino que también en la derecha. Incluso se manejaban los nombres que el Ejecutivo estaba buscando, entre los que se encontraban algunos candidatos pertenecientes a la Democracia Cristiana, el mismo partido del jefe de gabinete, Jorge Burgos. Las figuras en carrera para el puesto, en el que Jorratt había sido ratificado hace cerca de un mes, serían Enrique Fanta, ingeniero industrial de la Universidad de Chile que se desempeñó como Subdirector de Fiscalización del Servicio de Impuestos Internos desde el mes de septiembre de 1991 a febrero de 1995, fecha en que asumió como Director Nacional de Aduanas de Chile; Gianni Lambertini, ingeniero industrial y profesor chileno, que fue Tesorero General de la República de Chile entre los años 2000 y 2007; el ingeniero Jorge Trujillo, muy cercano al ex director del SII Javier Etcheberry y que además fue subdirector de fiscalización en el SII; y Víctor Villalón, quien hasta 2013 se desempeñó en el SII a cargo de grandes contribuyentes y que en la actualidad es subdirector de fiscalización de la entidad.

The Clinic Online intentó comunicarse con el SII, pero no fue posible obtener una versión. Andrés Vio tampoco contestó las peticiones de este diario.