peña

“Compañero Peñailillo, el PPD lo respalda”, se puede leer bien destacado en el header del sitio web del PPD, hecho que da cuenta de que el exministro cuenta con todo el apoyo de la colectividad en la que milita después de los cuestionamientos surgidos en su contra por la polémica precampaña de Michelle Bachelet.

El explícito apoyo al exministro se alinea con la postura mostrada por el presidente de la tienda, Jaime Quintana, quien de hecho protagonizó un impasse con el titular del Interior, Jorge Burgos, en la reunión de comité político del pasado lunes, que por lo demás motivó que Quintana se restara de la cita que hubo en Palacio el día posterior.

Ayer, Quintana aseguró en radio Cooperativa que el líder del llamado G90 del PPD “no tenía el rol de recaudación ni de financiamiento (…) Peñailillo no participaba en los temas de financiamiento ni estructuras de recaudación de esa época”.

“El rol que tuvo Rodrigo Peñailillo, que no sólo hemos valorado sino que defendido y creemos que es injusto apuntar a que Rodrigo Peñailillo ‘se hubiese arrancado con los tarros’, hubiese tomado el nombre de la Presidenta Bachelet. Esa sola insinuación es completamente injusta, porque él lo que pensó fueron acciones políticas absolutamente necesarias para que finalmente, junto al tremendo liderazgo de la Presidenta Bachelet y su proyecto político, tuviéramos un Gobierno”, dijo además Quintana.

El exvocero Francisco Vidal, supuesto padrino del G90 ,dijo ayer en entrevista con La Segunda que “la precampaña existió, fue armada por Peñailillo con la mejor intención, desconocida por la Presidenta y ahí está el error fundamental de comunicación. Otro error que se cometió es haber armado esta precampaña sin vinculación política ni orgánica con los partidos que respaldábamos a Bachelet en la fase de las primarias”.

Rodrigo Peñailillo estaría por estos días armando su estrategia para hacer frente al asunto de la precampaña. Para ello, ya se reunió con el abogado Gabriel Zaliasnik y con el dueño de Imaginacción, Enrique Correa.