juan luis castro A1

“Las fuentes de información que yo poseo son muy serias, por lo cual voy a entregar esos antecedentes al Ministerio Público y el fiscal regional”, reiteró a La Segunda el diputado PS, Juan Luis Castro, quien insistió en su tesis de tráfico telefónico entre la nuera de Bachelet, Natalia Compagnon, y el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, todo en el marco del caso Caval.

El parlamentario confirmó al vespertino que el próximo viernes entregará al fiscal Luis Toledo, a cargo del caso, dichos antecedentes. Según Castro, hubo cuatro teléfonos celulares de prepago que fueron usados por Luksic y Compagnon.

Esta mañana, la Fiscalía de O’Higgins, a través de su cuenta de Twitter, desmintió que hubiese sido el fiscal Toledo quien incautó dichos aparatos.

A juicio del diputado Castro, “todavía hay mucho que decir sobre cuáles eran las líneas de comunicación que existían entre Compagnon y Luksic, sobre todo el periodo que involucró la solicitud del crédito del banco”.

“Hasta ahora el Ministerio Público sólo revisó los teléfonos que tienen relación con Compagnon y Valero, pero no a Luksic, ahí hay una arista pendiente a la que nosotros queremos aportar, que nos han llegado de fuentes confiables y que no han sido parte hasta ahora de una indagatoria específica”, agregó el diputado socialista.

Según relató Castro a La Segunda, “esas llamadas hablan de una relación que se fue formando primero sobre el crédito y la forma cómo se iba a otorgar, pero además de eso una relación que terminó siendo laboral, porque es poco habitual que un cliente de un banco termine tomando el banco como empleador , o termine presentándole al banco gente amiga para que trabaje asesorando a una empresa que pertenece al grupo controlador”.

Finalmente, Castro sostuvo que a la luz de los antecedentes recabados en la comisión Caval, “aquí en lo que se refiere a los terrenos hubo tráfico de influencia, y en la obtención del crédito con el banco del grupo Luksic todo indica que pudiera haber grados de información privilegiada que se utilizaron para manejar este negocio”.

Cabe recordar que el diputado Castro se vio enfrascado en un polémica cuando se votó la conformación de la comisión Caval en la Cámara. En esa oportunidad acusó a la ex ministra de la Segpres, Ximena Rincón, de amenazarlo.

“Nos cruzamos a la salida de la votación y ella dijo que todos los que habíamos votado a favor íbamos a sufrir las penas del infierno. Me lo dijo a mí, que había votado a favor”, aseguró Castro.

Ante esa acusación, Rincón respondió en twitter que “Ayer solo hable con jefes de bancadas y con Diputado Espinoza. No he estado con diputado Castro. Lamentable mezquindad, espero aclaración”.

Insiste en su tesis

Durante la tarde, en conversación con CNN, Castro insistió en sus dichos y aseguró que en los datos que le entregaron se podía dar cuenta de que habría habido tráfico de conversación telefónica a través de teléfonos de prepago.

“Tenemos el interés que se aclaren”, dijo Castro, al confirmar que es información que la fiscalía no tenía.

Consultado sobre el origen de esa información, dijo que “personas responsables me la hicieron llegar y por eso la puse en conocimiento de la comisión (Caval)”.