Cámara aprueba proyecto que elimina aportes reservados y de empresas a campañas y partidos políticos

La iniciativa, que contó con 97 votos a favor, pasó a su segundo trámite legislativo en el Senado. Texto regula la rendición de cuentas y se implementan sanciones a quienes superen el límite permitido y a quienes reciban aportes irregulares o utilicen las platas con fines distintos. Además, se harán necesariamente públicas las donaciones de personas naturales.

 

billetes A1

Después de la polémica que se armó por la indicación que pretendía establecer un aporte anual de 500 UF a los partidos, texto que finalmente tuvo que ser revertido, este miércoles la Cámara de Diputados aprobó por 97 votos el proyecto sobre el fortalecimiento y transparencia de la democracia, iniciativa que busca limpiar la política a propósito de los últimos casos de corrupción.

“Este es un tremendo paso por el camino correcto”, opinó el ministro de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre.

Después de aprobarse en general y particular, el proyecto ahora deber ser revisado en el Senado.

En lo medular, el texto regula los gastos de campañas y el financiamiento de los partidos políticos.

Como ya estaba planteados, se prohíbe los aportes de las empresas, tanto a campañas como a partidos,  y se limita el monto de los recursos entregados por las personas naturales.

El proyecto regula los gastos de campañas electorales y los aportes a los candidatos, prohibiendo los aportes de personas jurídicas y estableciendo límites a los fondos que pueden entregar las personas naturales. Además, prohíbe los aportes de empresas a los partidos políticos.

Otro aspecto que incluye es que se regula la rendición de cuentas y se implementan sanciones a quienes superen el límite permitido y a quienes reciban aportes irregulares o utilicen las platas en fines distintos, hechos que han quedado al descubierto durante las últimas semanas a través de las investigaciones de los casos Penta, SQM y Corpesca.

Se acaban los polémicos aportes reservados

Además de los aportes de las personas jurídicas, otro elemento que venía generando ruido máxime cuando está en entredicho la relación entre la política y el dinero eran los aportes reservados.

El proyecto elimina entonces esta figura, obligando a que la entrega y la identidad del aportante deban ser necesariamente públicas.

 

Comentarios