Imagen de referencia

La Coordinadora de Feminismos de Uruguay lanzó una “alerta feminista” y convocó a una manifestación hoy en Montevideo a raíz del último asesinato de una mujer por violencia de género, con el que totalizan 25 las víctimas en Uruguay en lo que va de 2015, informaron a Efe fuentes de la organización.

La marcha, que se realizó a lo largo de la principal avenida de Montevideo y a la que asistieron unas 200 personas, según la organización, se inserta en una acción conjunta que la coordinadora organiza para “visibilizar el femicidio y la violencia de género”, explicó a Efe Lilián Celiberti, militante feminista.

El objetivo de estas acciones es desencadenar una “respuesta inmediata cada vez que se mate a una mujer” para que “los hechos no pasen desapercibidos”, acotó Celiberti, quien coordina Cotidiano Mujer, un colectivo de defensa de los derechos de la mujer fundado en 1985.

La activista considera que con las marchas y la cuenta de las víctimas, el femicidio se ha “hecho más visible y más sensible para la gente”, ya que la difusión de los casos, por ejemplo, en los partes policiales, generalmente pasan inadvertidos, explicó la activista.

Los grupos feministas uruguayos abogan por la inclusión del delito de femicidio en el Código Penal, cuya reforma está en debate actualmente en la cámara baja del Parlamento del país suramericano.

Celiberti resaltó que con esta medida “no necesariamente” plantean el aumento de las penas, sino que sea considerado como un delito aparte, en calidad de “acto cruel hacia las mujeres”, para que haya un reconocimiento del femicidio “como un tipo de violencia específica”.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas registró un promedio aproximado de 20 mujeres muertas al año por su pareja o expareja entre 2008 y 2013 en Uruguay.

Se trata de la incidencia más alta por cada 100.000 habitantes entre otros cuatro países suramericanos que brindaron datos a la Cepal en ese período: Chile, Colombia, Paraguay y Perú.