Luciano Cruz-Coke A1

La declaración de Rivas ante el juez Mario Carroza, realizada el pasado lunes, puso en escena a ambos abogados en una reunión en el Regimiento de la Segunda División del Ejército (Peldehue) poco después del ataque a ambos jóvenes. Según su relato, Cruz-Coke y Zenteno fueron los creadores de una versión falsa que pretendía encubrir el crimen y hacerlo pasar por un accidente.

El hijo del fallecido abogado, Luciano Cruz-Coke, reaccionó ante el involucramiento de su padre en el puzzle que formó parte del pacto de silencio acordado por los militares.

En un programa de Radio Zero, el exministro presidente del Consejo de la Cultura durante la administración de Sebastián Piñera, dijo que “se tiende a culpar a quienes están muertos, porque sobre los que están vivos no hay cómo resolverlo”.

Además defendió la labor de su padre diciendo que “los abogados tienen la obligación de defender a sus clientes, pero de ahí a pensar que esto habría sido preparado, premeditado, con alevosía para que eso ocurriera, no sé… hoy hay personas que están imputadas de crímenes que terminaron con la vida de una persona y otra quemada, que no necesariamente responde a la responsabilidad de un abogado, sino de personas que están imputando a otras por no hacerse cargo ellos mismos, cuando se sostuvo durante 30 años una versión”.

“Lamento mucho un cambio en el tenor de las denuncias de los conscriptos, que aún siguen siendo contradictorias, y señalen la culpa sobre dos personas que están muertas, dos abogados que no tienen como defenderse”, dijo el exministro.

Además aseguró que su padre “trabajó (con los militares) porque estaba de acuerdo con el gobierno militar y vivió gracias a su sueldo de profesor universitario”.

“Me gustaría que otros dijeran también ‘esta es la participación que me cupo’, había autoridades importantes (…) tiene que conocerse la verdad, haber justicia le duela a quien le duela”, manifestó.

Cabe destacar que el juez Mario Carroza ya pidió a la PDI indagar sobre la veracidad de la declaración del exconscripto Pedro Franco Rivas para establecer la presencia de ambos abogados y el objeto de la misma.