los 33 YT

Cinco años pasaron ya del accidente en la mina San José que dejó a 33 mineros atrapados a 700 metros de profundidad, hecho que motivó todo un operativo de gobierno que terminó por sacarlos vivos y con una película que por estos días se exhibe en la salas de cine del país.

Si hubo exageraciones de tipo político, aprovechamiento, sobreexposición, etc. es quizá el debate que sigue presente.

En medio de esas cavilaciones, el columnista de El Mercurio que firma con el seudónimo Joe Black hace un juego de ficción e imagina cómo sería el hecho si ocurriese por estos días.

“Lo primero es que el lugar de Laurence Golbone lo tendría que tomar la actual ministra Aurora Williams. Y tal como en la película de “Los “33” Golborne tuvo a María Segovia como su contradictora del sexo opuesto, la ministra Williams tendría que tener a un personaje masculino que la encarara. En este caso sería… obviamente Cristián Cuevas”, escribe el columnista.

Según se imagina Joe Black, la titular de Minería tendría al ex dirigente de la Confederación de Trabajadores del Cobre organizando diarias movilizaciones afuera del pique San José.

A eso, según esta narración se sumarían huelgas de hambre, tomas en empresas y a la Camila Vallejo movilizando a los estudiantes por la Alameda.

“Las universidades privadas intentarían plegarse al movimiento, pero se les negaría el acceso a menos que demostrasen que sus planteles no tienen ningún tipo de lucro y que quienes marchen pertenezcan a los quintiles de más bajos ingresos”.

Mientras Cuevas pediría apoyo a la CUT, dice el columnista en La Moneda se enfrentarían dos bandos: los “realistas” y los sin renuncia.

Los primeros serían partidarios de abandonar las faenas y los segundos, de darle con todo para sacar a los mineros.

Para zanjar el hecho, el gobierno organizaría un cónclave donde resultaría predominante la postura del PC, que “presionado por Cuevas, Vallejos y Bárbara Figueroa” advertiría que si su postura perdiese abandonarían el buque.

Ante esto, el Gobierno “decidiría abreviar el debate dentro del cónclave y simplemente darle en el gusto al PC”.