Los 33 profesores despedidos de Renca A1

“Preparándome para el rescate de ustedes, los 33 de Renca”. Eso fue lo que escribió en su cuenta de Facebook la segunda vicepresidenta nacional del Colegio de Profesores y encargada del Departamento Jurídico, Ligia Gallegos, posando en una foto junto a la cápsula Fénix 3 en el punto en que se rescató a los 33 mineros de Atacama en 2010.

De esa forma, emulando el rescate que hoy se recrea en centenares de cines a lo largo de Chile, el Magisterio está elaborando la defensa del grupo de 33 maestros despedidos por la Corporación Educacional de Renca el pasado 27 de julio por “faltas graves al cumplimiento de deberes”, tras adherir al paro nacional que mantuvieron los profesores durante 57 días en protesta contra el proyecto de ley de Carrera Docente.

Susana Lillo, educadora de párvulo,  presidenta del comunal del Colegio de Profesores en Renca y una de las 33 afectadas asegura que los maestros ya ingresaron denuncias a la Inspección del Trabajo y esperan a un comparendo con sus exempleadores para iniciar otro tipo de acciones legales, las que están a cargo del Magisterio.

A media cuadra de la Municipalidad de Renca, desde la oficina del comunal del Magisterio ubicada en el segundo piso de la sede de Avenida José Manuel Balmaceda 4155, los 33 de Renca se han agrupado para buscar una solución por lo que alegan es una desvinculación injustificada. Algunos con la intención de recibir la indemnización y buscar otros horizontes, y otros -tal como hicieron algunos de los mineros- ser reincorporados al trabajo.

“Ya hicimos todos los trámites legales ante la Inspección del Trabajo. Hicimos la denuncia ahí, porque todavía hay algunos profesores que no tenemos carta de despido”, cuenta Lillo, apuntando rápidamente a una persecución contra los dirigentes comunales, todos despedidos en esta ocasión.

“Mira, acá la alcaldesa estuvo en un programa de la tele y dijo que había despedido a los profesores que no nos queríamos evaluar, a los profesores que habíamos utilizado a los niños para motivar el paro y no sabemos por qué somos nosotros entonces, porque no somos ni lo uno ni lo otro. Nosotros no tuvimos ningún contacto con nuestros alumnos durante el paro. De hecho, las escuelas siguieron funcionando casi con normalidad. Por ejemplo, en el caso mío, yo soy educadora de párvulos, entonces, cómo voy a motivar a los niños del prekinder a que se vayan a paro. No tiene sentido. Además, en la Evaluación Docente, la mayoría que estamos despedidos somos competentes y destacados. Nos echaron por ser líderes”, asegura.

¿Cómo es eso?

-Mira, se hizo acá en Renca una capacitación con una asesoría técnica respecto del liderazgo y nos clasificaron entre los que son líderes, los que son más estructurados… en cuatro tipos de personalidad. Y casualmente los que estamos desvinculados somos los que fuimos clasificados como líderes. Entonces, es bien extraña la forma en que decidieron quiénes eran los despedidos y quiénes no, porque en esto no fuimos los únicos que estábamos en paro.

Lillo apunta directamente a la cifra de despedidos, ya que fueron más de 50 profesores los que estuvieron en paro pero solo 33 los que afectados. Esto difiere de la versión oficial del municipio, que hasta hace poco había sido comunicada por el alcalde subrogante, Luis Japaz, y el secretario general de la Corporación Educacional de Renca, Sergio Barrera. Ambos afirmaron que el despido obedecía a graves incumplimientos en la asistencia.

El sábado recién pasado, en el programa El Descapotable de Vía X, la alcaldesa Vicky Barahona señaló ante la pregunta de su relación con los docentes de la comuna que “con los profesores trabajadores y bien evaluados, buena po (sic). Con el que no quiere ser evaluado y lo único que quiere es que se le pague el sueldo, pero mientras tanto protesta y deja a los niños más vulnerables sin clases, no es buena”.

Los dichos no cayeron nada de bien. En específico, porque los profesores aseguran que hay motivos políticos detrás de la decisión. “El motivo principal del despido, de los que tienen sus cartas por lo menos, es ‘incumplimiento grave de la función docente’. Ese es el supuesto motivo porque es bien cuestionable porque yo la función docente la ejerzo cuando estoy en la escuela. Cuando no lo estoy, no tengo por qué tener función docente. Además, esto es el desconocimiento de lo que es una paralización nacional. Si hubo 170 mil profesores en Chile y acá en Renca es la única parte donde se despide. Así como si no hubiera justificación para que estuviéramos en paro, según ella”, dice la presidenta comunal.

Lillo y los otros 32 profesores creen que esto es un castigo político. Dice que Barahona hace y deshace en la comuna y que incluso a ella le pidieron explicaciones desde el municipio por apoyar públicamente a un candidato de la Nueva Mayoría en la elección municipal pasada.

“Cuando ve que hay profesores que están pensando diferente, atreviéndose a decir cosas, despide. El resto se queda callado y no dice nada. Pero esto es así. Yo soy hace 12 años presidenta del Colegio de Profesores de Renca y nunca me han recibido. Nunca han recibido a los profesores para ninguna actividad, en sus cuatro períodos. Es una dictadura, absolutamente, con la única diferencia que en la dictadura militar desaparecías y ahora te despiden o te amenazan”, dice.

Esperando el rescate

Mientras pasan los días, los profesores se han dedicado a estudiar fallos o precedentes sobre estos mismos casos. Dice Lillo que es su esencia, aunque en el ámbito legal han dejado todo en manos de los abogados del Magisterio. La ahora exeducadora de párvulos del Cumbre de Cóndores Poniente dice que no es un tema menor y que esto puede marcar un precedente en contra de movilizaciones futuras de los profesores.

“La idea para nosotros en Renca es que una vez que pasemos el primer comparendo empiecen las demandas correspondientes, ya sea por reintegro o por indemnización, de acuerdo a lo que el profesor tenga proyectado. Pero esto va a ser al alero del Colegio de Profesores, no va a ser nosotros quienes demandamos. ¿Por qué? Porque si se sienta el precedente jurídico que los profesores pueden ser despedidos durante un paro, el Colegio nunca más va a poder llamar a paro, porque ya va a estar el antecedente y cualquier alcalde va a poder hacerlo, total Renca ya lo hizo. Ahí habría todo un cambio en cuanto a la leyes laborales, sindicalismo, una cosa para atrás bastante grande”, explica.

Además, el domingo 2 de agosto funaron la alfombra roja de la avant premier de la película “los 33”. Susana dice que se dio la coincidencia, fueron e incluso hablaron con algunos mineros para que fueran recibidos durante la gala, pero que al final no se pudo.

¿Y cómo está el grupo de los 33 hoy?

Es que tenemos todo tipo de profesores. Algunos a cinco años de jubilar, otros prácticamente nuevos, que están empezando. En general estamos muy unidos, en posición de seguir y luchar unidos. Pero la realidad es distinta para los jóvenes y para los que somos más viejitos. Los jóvenes en realidad quieren que los indemnicen e irse, pero nosotros que somos más viejitos queremos que nos reintegren. No podemos echar por la borda 20, 25 y hasta 30 años de servicio en algunos casos. Entonces, encontramos injusto haber luchado toda la vida por la educación pública y ahora que está la posibilidad, que nos dejen fuera. Pero de ánimo estamos bien, dispuestos a pelear, sabiendo que la cosa está difícil. En este minuto pensamos que es algo ya absolutamente político, que dejó de ser gremial.

Utilizando el lenguaje de los mineros, están esperando el rescate.

Ayer vimos a la dirigente nacional que está a cargo del Departamento Jurídico poner en su página una foto de ella con la cápsula Fénix, porque se están preparando los abogados para la defensa de los profesores de Renca. Y eso esperamos, que haya un rescate.