dinero A1

Después de que The Clinic revelara en el reportaje “Milicogate: El gran robo del fondo reservado del cobre“, toda la trama detrás del fraude de millones de dólares suscitado al interior del Ejército, salió a la luz pública un nuevo hecho de irregularidad acontecido al la institución castrense.

Sucede que según publica radio Bío-Bío, la Contraloría General de la República ordenó realizar un sumario a raíz de que se detectó que oficiales recibían doble remuneración, esto por aparecer ejerciendo labores paralelas en dos organismos vinculados a la mencionada institución.

La resolución data del 14 de julio pasado, y da cuenta que abogados con grado militar se desempeñaban a honorarios y a contrata en el Estado Mayor Conjunto (EMCO) y en la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN).

“Es necesario puntualizar que la División de Auditoría Administrativa de esta Entidad Contralora ha informado que del examen aleatorio de los documentos obtenidos y analizados acerca de la denuncia en examen, se verificaron inconsistencias en cuanto al registro de los horarios de los oficiales Roberto Sepúlveda Stela y Sigfried Ponce Córdova, quienes en forma paralela a su designación como miembros del Ejército de Chile, sirvieron, durante el año 2014, en labores a honorarios y a contrata en el EMCO y la DGMN”, precisa el texto.

Por otro lado, se advirtió de una situación irregular que afecta a tres fiscales militares.Se trata del fiscal de Chillán, Iván González Vivero; su par de Temuco, Eduardo Padilla Lizama, y el fiscal de Puerto Varas, Rodrigo Cuadra Shlie.