manuel jose ossandon a1

El senador de Renovación Nacional, Manuel José Ossandón, hizo un fuerte llamado a la UDI a aplicar la defensa de mercado al ámbito político, y de paso ser coherentes con lo que se dice y lo que se hace. Esto, dijo, apunta a asumir un compromiso con la gente en cuanto a la realización de primarias y no a decidir entre cuatro paredes.

A través de un escrito en el diario La Tercera, el ex alcalde de Puente Alto y Pirque enfatizó que “algunos líderes del sector no predican lo que practican cuando se trata de potenciar liderazgos. En vez de promover la competencia, ampliando la oferta de liderazgos, esos defensores de la planificación centralizada quieren decidir por la gente antes de que los aspirantes presidenciales podamos presentar nuestras propuestas y someterlas a la voluntad popular”.

Añadió de manera clara que “la Alianza debe renovar su compromiso con las primarias como el único mecanismo para elegir a nuestro abanderado presidencial”, una opinión contraria a la que tuvo ayer la ex candidata presidencial de la derecha, Evelyn Matthei, quien señaló que el candidato mejor posicionado es el que debe ir a la pelea final, ahorrándose las primarias, ya que a su parecer dentro de ese mecanismo los candidatos tienden a olvidar quien es el verdadero rival.

Pues bien, para Ossandón la crisis política por la que atraviesa Chile “se debe en buena medida a que la gente cree que ésta no se rige por las mismas reglas que el resto de la sociedad. En un país donde la gente se ha pronunciado con fuerza contra el abuso y los privilegios discriminatorios, la clase política a menudo es percibida como más cercana a los abusadores que a los abusados. Los escándalos subrayan la percepción popular de que en Chile la clase política se aplica a sí misma un trato mucho más amable que el que es aplicado al resto de los chilenos que incumplen la ley o que juegan al límite de lo legal”.

Así, el senador planteó que la solución pasa por realizar “hechos concretos que demuestren que la clase política está sometida a las mismas reglas que el resto de la sociedad”. La autocrítica de Ossandón a su sector pasa porque “los partidos de la Alianza no podemos decir que defendemos el libre mercado y la competencia, mientras en nuestro comportamiento cotidiano privilegiamos los monopolios. Debemos defender el derecho de la gente a poder escoger entre distintas ofertas en el mercado educacional, en la salud, en el acceso a bienes y servicios, y también en la oferta política”.

“Es tan inaceptable que las empresas se coludan para fijar precios como que los partidos políticos se coludan para robarle a la gente su derecho a escoger candidatos en primarias legales y vinculantes”, sentenció el legislador.