patricio walker a1

“Me provoca un efecto muy contraproducente cada vez que oigo y escucho al cardenal Ezzati”, lanzó el presidente del Senado, el DC Patricio Walker, luego de que este mediodía fuera consultado por la participación del arzobispo de Santiago en el tradicional Te Deum de Fiestas Patrias, esto justo cuando se dieran a conocer una serie de correos entre él y el cardenal Francisco Javier Errázuriz, escritos que apuntaban a cerrar el paso al jesuita Felipe Berríos en la capellanía de La Moneda, y a evitar la participación de Juan Carlos Cruz, víctima de Karadima, en un foro internacional sobre abusos.

Junto con tomar absoluta distancia del jefe de la Arquidiócesis de Santiago, Walker, manifestó que “como católico mantengo la fe por personas como Mariano Puga, Felipe Berrios, ‘Pepe’ Aldunate que se la juegan por los derechos humanos, por lo pobres, en una iglesia consecuente, con contenido, testimonial”.

Ayer, El Mostrador reveló la conversación que tuvo lugar entre ambos prelados en junio de 2014. El medio reprodujo textualmente los correos que se pingponearon los cardenales mencionados.

El día sábado 28 de junio de 2014, Ezzati le envió un correo a Errázuriz en el que decía lo siguiente:

” Querido Señor Cardenal,

Un saludo cordial para Usted, deséandole muchas bendiciones en la solemnidad de los Santos Apóstoles, Pedro y Pablo. Le deseo una feliz celebración, junto al Santo Padre y en compañía de Mons. Rebolledo, Arzobispo de La Serena.

Mañana enviaré una nota al Santo Padre acerca de la Legión.

1.- En Chile estamos terminando una semana bastante complicada con la entrevista del P.Berríos a TVN. Una hora de entrevista llena de soberbia y de afirmaciones contrarias al Magisterio de la Iglesia, utilizando al Santo Padre, en tono de profeta que denuncia la corrupción y la incoherencia de la Iglesia.

Estoy preparando una nota para evidenciar el Magisterio de la Iglesia acerca de los temas cuestionados por el P. Berríos, consciente que en la ocasión anterior, lastimosamente contó con la justificación de su superior provincial y del Superior General. La anticipé que sospechaba que el Gobierno lo propondría como candidato a Capellán de La Moneda, cosa que a estas alturas ya es evidente”.

La respuesta de Errázuriz llegó el día siguiente, y decía que: “antes de salir de Chile llamé a Enrique Correa para decirle que si el gobierno nombrara al personaje (Berríos) capellán de La Moneda estaría armando un gran e innecesario conflicto, porque te obligaría a rechazarlo, lo cual crearía serias tensiones entre el gobierno y la Iglesia, y al interior de la Iglesia. Me dijo que lo transmitiría de inmediato”.

Respecto de la víctima de Karadima, la conversación, a través de los mails, fue así:

El día 21 de abril de 2013 Ezzati le escribe a Errázuriz que:

“Esta mañana tuve una noticia que no me agradó para nada. Un periodista me ha informado que el Sr. Cruz ha sido invitado por la Conferencia Episcopal Anglófona a dar su testimonio sobre la experiencia de abuso sufrida de parte del P. Karadima y del comportamiento de la Iglesia de Santiago en relación al mismo, en el encuentro que llevará a cabo en Roma, en la última semana de mayo. A dicho encuentro ha sido invitado el equipo de prevención de abusos de la CECh. Me lo comunicó el P. Ramos, quien quería asistir junto a varios laicos y laicas del equipo.

Mañana me pondré en contacto con Mons. Goic para ver si esto último cuenta con su autorización (al Comité Permanente no nos han dicho nada).

Pido también su consejo para ver con quien intervenir en Roma para evitar que ello ocurra. Sabemos cuál es la intención del Sr. Cruz hacia Usted y hacia la Iglesia de Santiago. Espero que podamos evitar que las mentiras encuentren espacio entre quienes formamos la misma Iglesia. Lamento terminar el día domingo con esta situación.

Con mucho respeto, lo saluda en el Señor,

+ Ricardo”.

A primera hora del día siguiente el cardenal Errázuriz contestó un email de forma bastante particular, en el que ya se refería a este tema con términos como “salteadores, lobos y serpientes”.

“Querido Don Ricardo,

¿Qué de raro tiene que en el domingo del Buen Pastor también quieran hacerse presente algunos salteadores y algunos lobos?

Me falta un dato: ¿Cuáles son los países comprendidos en esta Conferencia Episcopal Anglófona?

Veo dos caminos que convendría seguir simultáneamente:

1.- El presidente de esa Conferencia Episcopal, al cual podemos escribirle, advirtiéndoles el grave daño que causará esa invitación.

Es un sinsentido invitar a Carlos Cruz, que va a falsear la verdad, para que obtengan una buena información los obispos. Por lo demás, ¿cómo lo invitan a él, y no invitan además a quien presente las cosas desde nuestro punto de vista?

Por otra parte, él va a utilizar la invitación para seguir dañando a la Iglesia.

2.- Una alta autoridad en Roma. De suyo le corresponde al Cardenal Ouellet, pero sería bueno enviarle copia al cardenal Bertone, que se preocupará del asunto por la buena relación que tiene contigo. Esta carta podría escribirla el Nuncio… si es que escribe cartas.

Yo podría preparar una relación breve sobre las etapas de la denuncia del Sr. Carlos Cruz, la cual fue bien y prontamente atendida desde que la presentó formalmente.

¡Arriba los corazones! Lo leíamos ayer domingo: la Serpiente no prevalece.

Te recuerda con gratitud y confianza fraterna,

Tu hermano en el episcopado,

+ Francisco Javier Errázuriz Ossa”.

Después de que se conocieran los hechos, desde la Iglesia consideraron grave que se filtrara una conversación privada, y por medio de un comunicado advirtieron que:  “se trata de correos privados entre los cardenales Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz, en los cuales intercambian opiniones frente al nombramiento de un futuro capellán de La Moneda, como también respecto de la posibilidad de que uno de los demandantes por el caso Karadima integrara una comisión pontificia para la protección de menores”.

Las víctimas de Karadima; a saber, Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, dieron a conocer una carta en donde exigían saber toda la verdad.

“¿Cuántas cartas y correos electrónicos más hay del mismo tono?¿Tendremos que esperar nuevas filtraciones de documentos que gente con buena conciencia haga llegar a nuestros abogados o a los medios, para que se conozca por gotario la participación del Arzobispado para encubrir o disminuir el impacto de los delitos de Karadima?”, escribieron.

En tanto, el diputado y jefe de bancada DC, Matías Walker, reveló que efectivamente fue Ezzati quien impidió la llegada de Berríos como capellán de La Moneda.

“Le consulté a quien fuera ministra Segpres, Ximena Rincón, y la ministra ha sido muy clara; el gobierno presentó una terna de nombres al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, dentro de los cuales estaba el de Felipe Berríos. Lamentablemente el Cardenal Ezzati rechazó los tres nombres, incluido el de Felipe Berrios”.