Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

29 de Septiembre de 2015

Marcelo Lagos se lanza en picada contra los que aseguran predecir terremotos: “Son charlatanes”

El geógrafo UC sostuvo que "en el futuro, yo te garantizo que los terremotos se van a poder (conocer antes)… Viene mañana y se va a avisar. Pero en este minuto la ciencia no ha logrado establecer una metodología capaz de anticiparse y decirte con precisión día, lugar o magnitud del evento".

Por

marcelolagos

El geógrafo de la UC y director del Laboratorio de Investigación de Tsunami de la PUC, Marcelo Lagos se lanzó en picada contra Aroldo Maciel, brasileño que se dedica a supuestamente predecir terremotos.

En conversación con el matinal de TVN, Marcelo Lagos afirmó que en la actualidad no hay forma alguna para predecir los terremotos, por lo que estos anuncios de Maciel serían puro chanterío.

“En el futuro, yo te garantizo que los terremotos se van a poder… Viene mañana y se va a avisar. Pero en este minuto la ciencia no ha logrado establecer una metodología capaz de anticiparse y decirte con precisión día, lugar o magnitud del evento”.

Al ser consultado derechamente por la pega que realizan tanto Maciel como otros anunciadores de grandes catástrofes, Lagos el rostro favorito de TVN para cubrir estos hechos lanzó sin pelos en la lengua que “no son predictores, son charlatanes. No existen los predictores. Predictor es el que predice”.

Sobre la gran acogida que han tenido estos personajes en la ciudadanía el geógrafo explicó que “la gente necesita respuestas, sobre todo en sociedades no educadas de estos temas, necesitan ver la luz. Que alguien les diga cuál es el camino. Que diga ‘este día, a tal hora y tal magnitud, va a haber un evento’”.

Por otra parte y pese a que dijo que “no hay consecuencias en este país… hoy día en la práctica el mundo hay señales claras de que, cuando alguien no hace bien su trabajo en estos temas, hay consecuencias”.

Notas relacionadas