francisco javier errazuriz
A través de su sitio web, la Iglesia informó hoy que el diácono Jaime Coiro,  vocero de la Conferencia Episcopal, reemplazará a partir del 1 de octubre de 2015 a Sidney Fones, sacerdote del instituto secular Padres de Schöenstatt, y muy cercano al cardenal Francisco Javier Errázuriz, como Secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal.

El rol es clave porque Coiro, cercano al obispo Alejandro Goic -propulsor de que las denuncias de abusos sexuales en la Iglesia sean investigadas-, será el nexo operativo en la relación con el Gobierno y porque, recalcan fuentes de la Iglesia, su perfil dista del de Fones, conservador, y representa a un universo vinculado al rol social del clero. Además Coiro -casado y con dos hijos- seguirá colaborando con el Secretario General en la dirección de la gestión de Comunicaciones y Prensa de la CECh.

La resolución, que fue adoptada por el cardenal Ricardo Ezzati, se da luego de semanas de cuestionamientos públicos a cómo la Iglesia ha operado en los casos de abusos que saltaron a la palestra luego que The Clinic Online revelara las cartas de Errázuriz a Karadima y al sacerdote Diego Ossa donde, apuntaron los representantes legales de las víctimas de Karadima, se evidencia la negligencia y protección de Errázuriz al sacerdote de El Bosque que fue condenado por abusos a menores.

Posteriormente, El Mostrador reveló correspondencia entre Errázuriz y Ezzati para vetar a Felipe Berrios como capellán de La Moneda, y a Juan Carlos Cruz -una de las personas que fue abusada por Karadima- en una organización de víctimas.