SOLENOR: La empresa de pasta de plomo que amenaza Paipote

SOLENOR: La empresa de pasta de plomo que amenaza Paipote

La compañía, ubicada en el norte del país, planea instalar una planta de reciclaje de plomo, un químico altamente contaminante y peligroso para la población. Pese a que aún no cuenta con los permisos, estaría triturando baterías en desuso para obtener pasta de plomo, que luego traslada a otros puntos del país con destino final desconocido, se presume para contrabando hacia Perú o hacia fundiciones ilegales de plomo.

A_UNO_504770 Foto del poblado de Paipote Deficiencias intelectuales irreversibles en la etapa prenatal es uno de los efectos más riesgosos del plomo, un químico contaminante presente en las baterías de autos en desuso y las barras anódicas de la minería. Por su peligrosidad, la forma de trabajar con este metal está muy regulado. En San Antonio, por ejemplo, niños que vivían cerca de la Planta de Reciclaje de plomo Tecnorec, presentaron niveles peligrosos de plomo en la sangre y la empresa fue clausurada. En Paipote, ciudad de Copiapó, los habitantes corren un riesgo similar, pero no lo saben. La empresa Soluciones Ecológicas del Norte, SOLENOR, ubicada en la Quebrada de Paipote, Sector el Chulo, Copiapó, estaría operando, sin permisos al día, una planta trituradora de baterías para extraer pasta de plomo. La industria cuenta con un largo historial de irregularidades, y es propiedad de Gonzalo Izquierdo Menéndez, perteneciente al poderoso grupo económico Izquierdo Menéndez. El patriarca Roberto Izquierdo Phillips fue uno de los fundadores de la Sociedad Nacional de Pesca, dueño de la pesquera San Vicente y Alimar. También participaba del rubro industrial y maderedo. Controlador de la Forestal y Papelera de Concepción, tuvo 13 hijos que están en distintos sectores económicos, entre ellos, pesca y minería, y administran las empresas del grupo. Son propietarios del Diario Financiero, tienen participación accionaria en Entel y fueron una de las siete familias beneficiadas con la Ley de Pesca. El líder de clan y hermano de Gonzalo, Roberto Izquierdo Menéndez, ex ejecutivo de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), recientemente fue citado a declarar en el caso "Masacre de Laja" -investigación sobre el asesinato de 19 trabajadores en los predios de CMPC-, para esclarecer si estuvo al tanto de los hechos, como acusan los querellantes. Además, su hermano, Diego Izquierdo Menéndez, ex militante de Patria y Libertad, participó en el crimen del Comandante el Jefe del Ejército, René Schneider. LOS PERMISOS Actualmente, SOLENOR solo tiene autorización para tratar y acopiar residuos. El proyecto, aprobado por la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) N°86/2006 y modificado por la RCA N° 204/2007, funciona desde el 2006, y ha sido multado por diversas irregularidades. En 2011 la SEREMI de Salud de Atacama le aplicó una prohibición de funcionamiento. El segundo proyecto de SOLENOR, que obtuvo la RCA N°11/2002, es la Planta de Reciclaje de Plomo que pretender instalar en Paipote. El proceso consiste en triturar las baterías en desuso, de ahí se obtiene una pasta de plomo. Luego, la pasta se funde y se obtiene plomo sólido reciclado que puede ser reutilizado. Esa la única forma en que se puede exportar este químico, según el Convenio de Basilea, ya que un decreto del 2010 del Ministerio de Salud prohíbe la exportación de baterías usadas, enteras o trituradas. empresa 1 La planta de SOLENOR no cuenta con autorización sanitaria para operar y, por lo tanto, tiene prohibido trabajar con baterías en el reciclaje de plomo. Según el dirigente comunal de Paipote, Héctor Burgos, en la zona los vecinos están al tanto de que SOLENOR procesa baterías desde hace un tiempo, al punto que ya es algo habitual para la comunidad. Como ejemplo, cuenta que en el movimiento social que preside, "participa un grupo de gitanos, ellos mueven y venden baterías y las van a entregar a la planta. Este tema nos complica, Paipote es un lugar muy contaminado, tenemos unas fundición, cuatro relaves, más esta planta. Es demasiado". El gerente general de SOLENOR, Carlos Piderit, refuta esta versión. Afirma que la planta de reciclaje de plomo está completamente paralizada: “El proyecto es antiguo, tiene más de siete años, está parado y no tiene fecha de reposición, principalmente porque no da plata. Dejó de ser una prioridad de la empresa porque no es rentable. Estamos abocados a trabajar con los residuos de la minería", sostuvo a The Clinic Online. Pese al argumento de baja rentabilidad de la industria, SOLENOR ha estado realizado gestiones para regularizar la situación. El 10 de enero de 2012, Andrés Palma Irarrázabal, ex gerente general de SOLENOR entre marzo del 2011 hasta agosto del 2013 y actual secretario ejecutivo para la Reforma Educacional, solicitó a la SEREMI de Salud de Atacama autorización para iniciar la construcción de la planta trituradora de baterías y luego comenzar con la fundición de plomo. Palma Palma aseguró a The Clinic Online que durante su gestión el proyecto de Reciclaje de Plomo nunca funcionó. "Cuando llegué, ese proyecto estaba en carpeta y le faltaba muchísimo para poder concretarse. No estaban listas las instalaciones, ni los permisos, nada. Intentamos montar la planta trituradora, pero cuando me fui de la empresa, no estaba operativo. Era un proyecto muy soñado por el propietario, pero estaba lejos de concretarse. Nunca hubo una operación vinculado a eso mientras yo estuve ahí", aseguró. Tras varias visitas inspectivas de la autoridad sanitaria a las instalaciones de SOLENOR, a fines del 2014, la empresa informó a la SEREMI de Salud de la región, que la planta trituradora no sería implementada y solicitó permisos parciales para fundir plomo sólo de las borras anódicas. Ante esta modificación del proyecto original, la SEREMI de Salud, debido a la entrada en vigencia de nuevas normativas ambientales, exigió a la empresa un consulta de pertinencia al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), que les permitiría fraccionar su permiso de operación original. Hasta el momento no ha ingresado la consulta de pertenencia y pese a ello, el 2 de junio de este año, Piderit y Felipe Konno, como gestores de interés de SOLENOR, solicitaron reunión vía Ley de Lobby con la Seremi de Salud de Atacama, Ninfa Muñoz, para abordar la demora en la obtención de la resolución sanitaria. La autoridad de la región volvió a exigir la consulta de pertinencia. Piderit es el actual gerente general de SOLENOR. Konno, es representante en Chile de ETNA, empresa peruana de fabricación de baterías. El interés de Konno sería reciclar el plomo de las baterías ETNA en SOLENOR para exportarlo a Perú, donde las baterías usadas se transan a un valor mucho más alto, ya que las restricciones ambientales en ese país prohíben instalar plantas de reciclaje de plomo. Hasta hace cuatro meses, el abogado de ETNA en el país era el democratacristiano Clemente Pérez, quien cuenta que "nosotros asesoramos a Felipe Konno en una solicitud de exportación de un subproducto que es pasta de plomo. Hicimos una presentación al Ministero de Medio Ambiente, pero la solicitud fue rechazada". Además, Pérez realizó gestiones legales ante la Superintendencia del Medio Ambiente para recuperar las baterías de ETNA que fueron incautadas en la sancionada empresa Tecnorec de San Antonio, sentencia que fue confirmada hace pocos días por el Segundo Tribunal Ambiental. El plomo se traslada a Coquimbo El 29 de septiembre y luego el 5 de octubre ingresaron denuncias a la SEREMI de Salud de Coquimbo por traslado, transporte y almacenamiento ilegal de tóxicos. Se trataría de pasta de plomo, según los documentos a los que tuvo acceso este diario, proveniente de SOLENOR. El camión patente BYTW31 salió el 26 de septiembre de SOLENOR a las 13:30 hrs, transportando una rampla que cargaba gran cantidad de tambores cerrados. foto 1 El 26 de septiembre el camión cargado llegó a La Serena y el 27 de septiembre se dirigió a la Fábrica de Bloques A. Rojas M., ubicada en Alto la Herradura, Parcela E, kilómetro 457, donde los tambores fueron descargados. El lugar, propiedad de Arturo Rojas Moyano, no cuenta con las instalaciones ni los permisos para almacenar residuos peligrosos. foto 2 El 4 de octubre se repitieron los mismos hechos. El mismo camión salió de SOLENOR cargado de tambores y los descargó en la empresa de ladrillos en Coquimbo. Tres semanas después, el 21 de octubre, y luego de las consultas de este medio, la SEREMI de Salud de Coquimbo acudió a la empresa a fiscalizar. Pese a que los tambores estaban etiquetados como residuos peligrosos, con facturas despachadas por Andacollo de Inversiones, empresa con la que Izquierdo controla SOLENOR, curiosamente, los tambores estaban vacíos. SOLENOR no puede transportar residuos peligrosos entre regiones sin autorización SEIA, tampoco el camión ni la empresa en Coquimbo tenían los permisos correspondientes. Por lo tanto, se abrió un sumario sanitario para investigar. The Clinic Online consultó al Gerente General de SOLENOR qué contenían los tambores trasladados a Coquimbo, pero Piderit negó que se hubiera hecho el traslado: “No, no, nada, no es así. No tenemos residuos peligrosos ni hemos trasladado nada hacia el sur”. Cuando informamos sobre las imágenes y la fiscalización en Coquimbo, dijo: “Puede ser, pero residuos peligrosos jamás, cómo se le ocurre”. Posteriormente cortó el teléfono y no contestó más los llamados de este medio. El origen de la planta de plomo El lugar donde SOLENOR pretende construir la fundición de plomo, la Quebrada de Paipote, es un terreno que fue afectado por los aluviones e inundaciones que se produjeron en Atacama en marzo de este año. El doctor Andrei Tchernitchin, director la Comisión Ambiental de Colegio Médico y experto en la materia, sostiene que es altamente peligroso ubicar una fundición en terrenos inundables. "Hay mucho riesgo que el plomo salga al ambiente, y por lo tanto, esté en el aire. Se sabe que donde hay empresas que reciclan plomo cerca de la población, los niños corren riesgo de desarrolar plumbelia, o sea, niveles altos de plomo en sangre, lo que pasó en San Antonio por ejemplo". Doctor-Andrei-N.-Tchernitchin Foto:www.biologiachile.cl Sobre los efectos que provoca en la salud, el doctor Tchernitchin explica que la exposición al plomo "produce deficencias intelectuales. Los daños que provoca en la etapa prenatal son irreversibles y produce cambios neuroconductales que han sido asociado, incluso, con adicción a las drogas y conductas delictivas. Esta planta es un riesgo para la gente que vive en Paipote". Originalmente el proyecto de la Planta de Reciclaje de Plomo se ubicaba en el sector Viñita Azul, al sur este de Copiapó, pero el 2005, la empresa obtuvo la autorización del traslado a 20 km de distancia, con la RCA N° 046/2005 bajo al forma de “modificación de proyecto”. El 2006, mediante la RCA N° 079/2006, se volvió aprobar un nuevo traslado a la quebrada de Paipote, distante 2,5 km. El terreno de 42 hectáreas ubicado en la quebrada de Paipote, donde actualmente funciona la empresa, es propiedad del Estado y fue arrendado por el Ministerio de Bienes Nacionales a SOLENOR. El contrato se celebró el 01 de agosto del 2012 y está vigente hasta el 31 de julio del 2017. Los firmantes son Daniel Huencho Morales, el ex Seremi de Bienes Nacionales de Atacama y Andrés Palma, el ex gerente de SOLENOR. El costo del arriendo es de $956.025 mensuales y reajustables. En el cuarto capítulo del contrato, se estipula que “el inmueble arrendado será destinado única y exclusivamente para seguir desarrollando el proyecto 'Disposición final de residuos'”. Además, en el sexto capítulo se establece que SOLENOR no podrá ejecutar obras que modifiquen o transformen el inmueble fiscal sin previa autorización por escrito de la Seremi de Bienes Nacionales y tiene prohibido ejercer actividades ilícitas en la propiedad. Un experto en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) considera que una modificación de proyecto que traslada su ubicación a 20 km “es a todas luces un nuevo proyecto. El impacto ambiental se determina en función de la línea base, que es la descripción del medio natural y humano del área de influencia de un proyecto. Es muy irregular que eso se haya autorizado como simple modificación. Hoy sería inconcebible”, explica. Sin embargo en respuesta a una solicitud de información de este medio, la SEREMI de salud de Copiapó se refiere a esta autorización como a una “rectificación de domicilio”. empresa 2 Además, los estándares del proyecto se mantienen intactos desde el 2002, aun cuando la regulación ambiental se ha actualizado, y no considera los riesgos de inundaciones y aluviones que actualmente afectan la zona. Otro hecho cuestionable es que para evitar caducidad de sus tres RCA, que vencen en un plazo de cinco años, SOLENOR ha señalado a la autoridad que la planta de reciclaje de plomo está en construcción. Sin embargo, presentó fuera de plazo la solicitud al SEA con los antecedentes que acreditarían la ejecución de obras y gestiones ininterrumpidas, con lo cual arriesga se declare la caducidad de su proyecto. A juicio de un abogado ambientalista, “el SEA no debiera admitir como elemento para demostrar que un proyecto se está ejecutando y evitar así la caducidad de una RCA, la ejecución ilegal de un proyecto sin autorización, ya que “nadie puede aprovecharse de su propio dolo”. El sentido de la caducidad de las RCA, incorporada el 2010 en la ley, es que los proyectos tengan estándares modernos y consideren una evaluación actualizada del impacto de sus procesos en el medio ambiente, con estándares de información mayores y medidas de mitigación adecuadas”. Las sanciones e irregularidades que pesan sobre SOLENOR El diputado Alberto Robles lleva años tratando de fiscalizar a SOLENOR y asegura que es una “empresa chanta” que nunca ha cumplido con la reglamentación. "Se supone que SOLENOR recepcionaba residuos peligrosos que debía tratar. El plomo tenía que ser inertizado, es decir, inactivado, pero la empresa nunca lo hizo. Lo mantuvo años acopiado sin tratarlo. No hizo nada, la multaron, yo pedí que la clausaran, pero no pasó nada", recuerda Robles. A_UNO_501170 En enero del 2013, el parlamentario presentó una denuncia ante la SMA en que solicitaba sancionar, revocar permisos y autorizaciones ambientales otorgadas a SOLENOR por infracciones en el almacenamiento y acopio de los residuos. La denuncia sostiene que hace siete años SOLENOR incurre en ilícitos al almacenar, acopiar y disponer residuos peligrosos consistentes en borras de plomo y baterías que alcanzarían a más de 1.500 toneladas sin un tratamiento adecuado. La empresa mantuvo el plomo años sin tratar y se le permitió operar sin cumplir la normativa de almacenamiento (Resolución 517). Desde el 2007 la autoridad regional sanitaria ejecutó actos de fiscalización y sanción, pese a aquello, el 2011 los residuos permanecían en condición de ilegalidad, en una primera fase en sus bodegas de Viñita Azul en las afueras de Copiapó y luego en el Chulo. Se aplicaron sumarios sanitarios debido a derrames y contaminación de suelo. El 23 de diciembre 2011, se abrió un quinto sumario por “almacenamiento prologando”, es decir más de cinco años, cuando la ley permite un plazo máximo de seis meses. La sanción fueron 1000 UTM y la prohibición de funcionamiento. La empresa apeló, el Seremi desestimó el recurso, pero alzó la sanción de la disposición final de los residuos y se autorizó a dejarlos en el mismo lugar.
Comentarios
Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... JOAQUÍN LAVÍN JR PASÓ DE SER UN ENTUSIASTA A UN ENTUSIESTA. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. -------------------------------- Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. --------------------------------