alejandro navarro a1

El senador oficialista Alejandro Navarro, aseguró hoy que con el dinero que el gobierno ocupará para la remodelación del Ministerio de Hacienda, se solucionaría la huelga del Registro Civil del país, que lleva 35 días paralizado por mejoras salariales.

“Con eso resolvemos el tema del Registro Civil”, enfatizó el legislador, un fuerte crítico del Gobierno de cómo ha llevado las negociaciones con los dirigentes de los trabajadores de ese servicio.

El parlamentario agregó que “se eligió un mal escenario para esta pelea por la austeridad”, en alusión a la campaña de ahorro que ha fomentado el gobierno debido a la desaceleración de la economía chilena.

En tanto, los trabajadores del Registro Civil en Santiago, rechazaron en la tarde del lunes una segunda propuesta ofrecida por el Ejecutivo con el fin de bajar el paro de los funcionarios públicos.

Según la presidenta de los trabajadores, Nelly Díaz, la propuesta será analizada este martes por los trabajadores regionales del servicio, aunque no quiso especificar en que consistía el nuevo ofrecimiento.

Por su parte, el ministro del Interior chileno, Jorge Burgos, dijo a los periodistas que “la disposición de diálogo de este Gobierno es absoluta, pero junto con eso, yo creo que la ciudadanía entiende que somos un gobierno serio”.

“El diálogo no significa la capitulación respecto de cualquier petición económica, menos en un momento donde hay que ser muy cuidadoso con los recursos públicos”, añadió.

De igual forma, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quién fue catalogado por el senador Navarro como alguien “con poca experiencia política” agregó que “lamentamos profundamente que el paro siga, como ustedes saben este paro es ilegal y la ciudadanía está pagando las consecuencias”, apostilló.

“Nosotros estamos abiertos al diálogo, pero queremos que ellos también entiendan que para llegar a un acuerdo final requerimos que (los huelguistas) tengan la voluntad de deponer este paro”, indicó Valdés.

En esta misma línea, el senador Jorge Pizarro, aseguró que “el Gobierno ha dialogado, se ha sentado en la mesa y ha hecho ofertas, incluso más allá de lo que los propios trabajadores solicitaron cuando comenzaron el paro”.

El senador oficialista agregó que el gobierno chileno “se ha encontrado con una intransigencia que francamente no es aceptable”.

El boicoteo al plan de emergencia impuesto por la dirección del servicio en esta jornada, despertó el enojo de las personas que esperaban ser atendidas, en su mayoría madres con hijos recién nacidos, que esperaban ser registrados.

A través de las redes sociales, se supo que “hackers” chilenos bloquearon la cédula de identidad de Nelly Díaz, el documento que las personas más tramitan en estas oficinas publicas.

Al ataque cibernético, se suma el ataque con monedas e insultos que recibió Díaz cuando se desplazaba en su auto, tras una reunión con los trabajadores en huelga.

Los funcionarios, que suman más de un mes en paro, recibieron su sueldo mensual con normalidad y no hubo descuentos relacionados con la huelga, como se había especulado.