Jacqueline van Rysselberghe

A propósito de la sentencia de tres años de pena remitida a Jovino Novoa, condenado como autor y ejecutor de delitos tributarios, la senadora de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, abordó el hecho en entrevista con La Segunda, en donde apuntó a lo que su juicio ha sido un “circo romano” en contra de los personeros de su partido involucrados en casos de financiamiento irregular de las campañas.

“Hasta hace poco el financiamiento irregular de las campañas no era delito. La Fiscalía y el SII cambiaron de criterio, y en virtud de eso fue condenado. Cuando Jovino decía que no había cometido delito, con el criterio anterior estos hechos eran considerados faltas, no delitos. Molesta que ese cambio de criterio haya sido para un lado”, afirma.

En esa línea, se le consulta si que ese punto da pie como para que no se critique a Novoa desde el partido.

“Hubo situaciones irregulares en la UDI, como el financiamiento de campañas. Pero eso no era considerado delito”, responde.

“Desde el punto de vista ético uno puede condenarlo. ¡Pero esto ha sido un circo romano!”, agrega la parlamentaria por el Biobío.

Sobre esa reflexión, argumenta que baste recordar “cómo fue el ingreso a las audiencias de formalización de nuestros dirigentes, y como fue la de Rodrigo Peñailillo”.

“El castigo público, la dureza con que han sido tratados supera con creces cualquier tipo de castigo que eventualmente pueda estimar el partido. Ya han pagado con creces lo que hicieron”, afirma.

Al respecto, le preguntan si es que entonces el hecho de entrar a pie y ante las cámaras ha significado que Novoa haya “pagado con creces” los delitos que admitió.

“Sí, como digo, hasta hace poco esto no era un delito”, sostiene.

Entonces, dice que sí iría a un eventual acto de “desagravio” a Novoa, y que si fuera por ella “no tomaría ninguna medida contra él. Es distinto cuando un financiamiento ilegal de las campañas que cuando hay un delito que va en beneficio personal. Las sanciones que pudiera dar la UDI son señales públicas que ya han sido más que pagadas con el trato que le ha dado la fiscalía”.